Enviar
Israelíes y palestinos iniciarán diálogo indirecto
Mediación de EE.UU. se considera primer logro diplomático de Obama en Oriente Medio

Israelíes y palestinos reanudarán el diálogo tras 14 meses de parón, aunque de forma indirecta y con la mediación de EE.UU., George Mitchell, enviado para Oriente Medio, y Joe Biden, vicepresidente, se encuentran en la zona. El emisario de la Casa Blanca anunciaba esta tarde la disposición de las partes a negociar bajo sus auspicios en un comunicado.
“Me complace que las autoridades israelíes y palestinas hayan aceptado las conversaciones indirectas”, indicó Mitchell en una nota del Departamento de Estado remitida a la prensa por la Embajada estadounidense en Tel Aviv.
El enviado para Oriente Medio indicó que ha comenzado a analizar la “estructura y el alcance” de estas negociaciones con las partes y que volverá a la región la próxima semana para continuar sus conversaciones con israelíes y palestinos.
Mitchell, quien no anunció una fecha para el inicio del diálogo, expresó la esperanza de su gobierno de que esas conversaciones “lleven cuanto antes a unas negociaciones directas” e instó a ambas partes a no incurrir en declaraciones o acciones que puedan perjudicar los contactos indirectos.
La fórmula de la negociación indirecta propuesta por EE.UU. se produce después de que el presidente estadounidense fracasara en el intento de sentar a israelíes y palestinos en una misma mesa.
La declaración de ayer coincide con la presencia en la zona de Mitchell desde el pasado sábado y del número dos de la Casa Blanca, Joe Biden, quien llegó esta tarde a Israel en una gira que le llevará también a Cisjordania y al vecino reino de Jordania.
También se produce después de que se conociera que Israel autorizó la edificación de 112 nuevas viviendas en una colonia judía de Cisjordania y que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, cuestionara por ello la disposición de ese país a dialogar con los palestinos.
Mitchell se entrevistó esta tarde con Abás en la ciudad cisjordana de Ramala en un encuentro en el que analizaron las vías para poner en práctica los contactos con mediación de Washington pero sin perder de vista los acontecimientos sobre el terreno.
La divulgación de nuevas construcciones en el asentamiento de Beitar Ilit, situado en el distrito de Belén, fue uno de los asuntos candentes de la reunión.
Según reveló Saeb Erekat, jefe negociador palestino, el presidente palestino advirtió a Mitchell que si toda sesión de contactos con el Gobierno israelí “incluye un anuncio de nuevos asentamientos y medidas unilaterales, eso pone bajo interrogantes todo lo que estamos haciendo”.
El liderazgo palestino había anunciado su disposición a iniciar los contactos indirectos con Israel después de que la Liga Árabe y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) respaldaran la iniciativa la semana pasada.
La ANP había suspendido las negociaciones con Israel en diciembre de 2008 tras un año de contactos directos con el anterior Ejecutivo de Ehud Olmert, y después de que el Estado judío lanzara la ofensiva militar “Plomo Fundido” en la franja de Gaza, que dejó 1400 palestinos muertos y más de 5 mil heridos.
Desde entonces Abás era reticente a retomar el diálogo hasta que Israel no cesara por completo la construcción en las colonias judías en Cisjordania y Jerusalén Este.
La posición palestina es de cautela y así lo refirió Erekat, quien apuntó que las denominadas “negociaciones de proximidad” con Israel aún requieren tiempo antes de comenzar y que la ANP desea saber “qué hará EE.UU. si Israel rechaza la creación de un estado palestino” junto a su territorio.
El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, no descarta que en el futuro se pueda retomar el diálogo cara a cara aunque reconoció que no es tarea fácil.
“Preferiríamos las negociaciones directas con los palestinos pero la actual atmósfera era lo suficientemente dura ya para conseguir el diálogo indirecto”, declaró.
La Liga Árabe ha acotado a cuatro meses la duración de los contactos, que según fuentes oficiales palestinas, deberían concluir con al menos un germen de acuerdo sobre las fronteras del futuro estado de Palestina.

Jerusalén
EFE

Ver comentarios