Enviar
Líderes dispuestos a facilitar el proceso político y creación de un Estado palestino

Israelíes y palestinos pactarían en favor de convivencia pacífica

Cuarteto de Madrid pide a ambas partes comprometerse con la paz respetando la tregua y parando la violencia

El Cairo
EFE

Tras una reunión con mediadores de alto nivel que se cerró con escasos resultados, israelíes y palestinos se comprometieron ayer a continuar con su diálogo en un proceso “irreversible” que busca sellar un pacto de convivencia pacífica.
El compromiso fue avalado por el Cuarteto de Madrid, un grupo creado en el 2002 para fomentar el diálogo entre israelíes y palestinos y del que forman parte Estados Unidos, Rusia, la ONU y la Unión Europea.
Representantes israelíes y palestinos se reunieron ayer con miembros del Cuarteto en la localidad turística egipcia de Sharm el Sheij en una ronda de entrevistas que, en principio, no se esperaba que aportara resultados claves para el proceso de paz.
El comunicado final aprobado al final de las reuniones pide “que la comunidad internacional apoye los continuados esfuerzos de las partes en el marco del proceso de Anápolis”.
En esa localidad estadounidense, el 27 de noviembre del año pasado, Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) se comprometieron a sellar la paz antes del final de este año, en un pacto que implicaría la creación de un Estado palestino conviviendo a la par del israelí.
“Creo que el proceso de Annapolis se ha convertido en la respuesta de la comunidad internacional y de las partes para conseguir un final en el conflicto entre palestinos e israelíes”, afirmó Condoleezza Rice, secretaria de Estado norteamericana.
Rice fue una de las personalidades que participaron en la reunión de ayer. Estuvo acompañada, entre otros, por Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, y por Javier Solana, alto representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común.
Las declaraciones de algunos de los participantes en la reunión insistieron en la necesidad de que el proceso actual de mediación entre palestinos e israelíes siga más allá del traspaso de mando en la Casa Blanca programado para el 20 de enero próximo.
“Lo más importante es que la nueva administración en Estados unidos se vuelque en este tema desde el primer día sabiendo que hay cimientos sobre los que se puede construir”, afirmó Tony Blair, representante del Cuarteto y ex primer ministro británico.
El comunicado final leído ante los periodistas por Ban Ki-moon y retransmitido por la televisión pide a las partes implicadas en el conflicto entre israelíes y palestinos que cumplan sus compromisos hacia la paz, respeten la tregua y paren la violencia.

Asimismo, el Cuarteto pidió a Israel que congele la construcción de nuevos asentamientos en los territorios palestinos y dio la bienvenida al último despliegue de tropas palestinas en la ciudad de Al Jalil.
En cuanto al dialogo para que las distintas facciones palestinas superen sus diferencias, Ki-moon aseguró que los distintos grupos deben trabajar juntos, lo que fue confirmado en la rueda de prensa final por el presidente de la ANP, Mahmud Abás.
“Estoy dispuesto a participar en facilitar no sólo el proceso político, sino también las operaciones de ofrecer ayuda humanitaria” a los palestinos en Gaza, por cuya situación Ki-moon dijo estar muy preocupado.
La ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, por su parte, confirmó que el Gobierno de Israel está interesado en lograr la paz con los vecinos y en la creación de un Estado palestino.
“En Annapolis nosotros acordamos lanzar negociaciones para llegar a un acuerdo”, insistió.
El pacto alcanzado en Annapolis para llegar a “una solución de dos Estados” ha sido el eje central de la diplomacia norteamericana hacia palestinos e israelíes.
Pero el plazo dado para cerrar el acuerdo antes de que termine el mandato del presidente estadounidense, George Bush, se acerca sin que se hayan logrado los resultados a los que las partes se habían comprometido.
De momento, las partes acordaron volverse a reunir en la primavera próxima en Moscú.
“Creemos que la primavera del 2009 será una buena oportunidad para continuar avanzando”, afirmó Sergey Lavrov, ministro ruso de Asuntos Exteriores, quien hizo votos para que el gobierno israelí que surja de los comicios de febrero respalde este proceso.


Ver comentarios