Enviar
Israel y ANP negocian en mutismo férreo

Jerusalén
EFE

Israel y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) acordaron ayer, en su primera ronda de negociaciones sobre los asuntos centrales del conflicto que les enfrenta, mantener el actual proceso de paz alejado de la prensa.
La negociación sobre las fronteras de un futuro Estado palestino, el estatus de Jerusalén y el problema de los refugiados será así tratada lejos de la luz de los focos ante la tensión que genera en amplios sectores tanto israelíes como palestinos.
El nuevo tono que tendrá el actual proceso de paz fue adelantado por la jefa del equipo negociador de Israel, la ministra de Exteriores de este país, Tzipi Livni, antes de reunirse la mañana de ayer en un hotel de Jerusalén con Ahmed Qurea, su interlocutor palestino y asesor del presidente de la ANP, Mahmud Abás.
Antes de la cita, Livni recordó que “la experiencia en el pasado prueba que las conversaciones mantenidas frente a las cámaras causan situaciones extremas, provocan declaraciones retorcidas y elevan las expectativas, decepciones y eventualmente la violencia”.
El portavoz de ese Ministerio, Arye Mekel, confirmó que israelíes y palestinos “han comenzado a hablar sobre las cuestiones fundamentales”, y se limitó a indicar que las partes tienen previsto reunirse una vez a la semana.
Por su parte, Saeb Erekat, miembro de la delegación palestina y asesor de Abás, declaró a Efe tras el encuentro que ambas partes acordaron no facilitar ningún tipo de información a los medios sobre las cuestiones abordadas en las negociaciones.
Ante este mutismo lo único seguro fue el anuncio realizado por el propio Abás de que los negociadores de las dos partes analizarían seis puntos, entre ellos el futuro de Jerusalén, los refugiados y las fronteras del Estado palestino.
Ver comentarios