Foto 1
El banco central quiere dejar que las dos mayores entidades crediticias, Bank Hapoalim y Bank Leumi Le-Israel, ofrezcan nuevas tarjetas inmediatamente tras vender las actuales, para que las empresas escindidas no sigan dominando el mercado. Bloomberg/La República
Enviar
Ver comentarios