Israel no confía en voluntad iraní
La reactivación de los contactos entre Estados Unidos e Irán, es algo que mantiene nerviosa a la diplomacia de Israel. “Mientras no veamos acciones en lugar de palabras, la presión internacional debe continuar”, expresa Benjamín Netanyahu, primer ministro israelí. AFP/La República
Enviar

Israel no confía en voluntad iraní

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, dijo ayer que la presión sobre Irán debe seguir hasta que su régimen no dé pasos para cesar su programa nuclear, y afirmó que Teherán “ha engañado” a la comunidad internacional en este asunto.

“Creo, respecto a este asunto, que mientras no veamos acciones en lugar de palabras, la presión internacional debe continuar siendo aplicada e incluso incrementarse”, manifestó Netanyahu durante la reunión semanal de su Consejo de Ministros.

La semana pasada se desarrolló una nueva ronda de conversaciones en Ginebra entre los miembros del grupo G 5+1 -EEUU, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania, más Irán-, de las que el Gobierno israelí recela y propone cautela y continuar la presión.

Las reuniones de Ginebra, que volverán a repetirse en unas semanas, siguen al histórico acercamiento entre EEUU e Irán iniciado el mes pasado con motivo de la comparecencia del nuevo presidente iraní, Hasán Rohaní, ante la Asamblea General de la ONU.

“No debemos olvidar que el régimen iraní ha engañado sistemáticamente a la comunidad internacional”, añadió el jefe del Ejecutivo israelí.

Parte de la comunidad internacional, con Estados Unidos e Israel a la cabeza, acusa a Irán de ocultar bajo su programa nuclear civil otro de naturaleza clandestina y ambiciones bélicas cuyo objetivo sería hacerse con armas atómicas, alegación que Teherán refuta.

En este sentido, Netanyahu reveló que en 2006 Irán contaba con 167 centrifugadoras y que en la actualidad dispone de más de 18.000 pese a las prohibiciones impuestas por la comunidad internacional.

“Pese a las decisiones firmes del Consejo de Seguridad de la ONU que impiden el proceso de enriquecimiento (de uranio) y la producción de centrifugadoras, siguen haciéndolo”, indicó el primer ministro.

Por último, insistió una vez más en que “cuanto mayor sea la presión, mayores las opciones de que haya un desmantelamiento genuino del programa nuclear militar de Irán. Si se reduce la presión, la opción será por consiguiente menor”.


Jerusalén/EFE


Ver comentarios