Ismael Serrano llama a la alegría
El cantautor Ismael Serrano hará un concierto en el país para presentar su último disco, “La llamada”. Gerson Vargas/La República
Enviar

13 Canciones del nuevo disco de Ismael Serrano

MÚSICA

Ismael Serrano llama a la alegría

El cantautor español conversó con Magazine sobre su carrera y su nuevo disco, “La llamada”

Un viaje evolutivo en el que incorpora nuevos ritmos a sus canciones y a la vez mantiene la riqueza de su prosa y la guitarra en su hombro, es el que vive Ismael Serrano.
El cantautor español hará un concierto este sábado en el Teatro Popular Melico Salazar, a recinto lleno, y conversó con MAGAZINE sobre su último disco, “La llamada”.

En “La llamada” usted viró un poco a nuevos ritmos musicales como la bachata y el son, ¿es una evolución?
Sí, es una evolución en mi manera de ver la música, de componer, porque el lugar del cual partí para componer estas canciones fue otro; generalmente yo parto de la armonía y la melodía, y en esta ocasión quería que fuera el ritmo el cimiento en el que crecieran las canciones, específicamente ritmos latinoamericanos y eso es algo que no había hecho antes.
Eso ha dado vía a otro tipo de canciones y supone un paso más en la búsqueda de una voz propia; el cantautor, el solista, siempre está tratando de buscar una voz propia que le distinga, hay una inquietud, y creo que el reto de todo músico es no perder la permeabilidad en cuanto a contenidos y formas.
Forma parte de una ambición natural, la de crecer. Yo creo que además con la edad vas perdiendo prejuicios y también en lo musical es liberador en muchos aspectos porque te hace más sensible.

Se puede decir que ese cambio suyo inició con su disco anterior “Todo empieza y todo acaba en ti”
Sí, puede que sí. Puede que ese disco fuera una aproximación a lo que es “La llamada”, en cuanto a la producción.
“La llamada” no es un disco “roturista” con respecto a los anteriores, es una evolución muy natural, guardando lo que para mí es en esencia la canción de autor, que es la voz que atienda la palabra, la poesía, eso siempre tiene que estar ahí

En sus letras invita a la gente a dar pelea y dejar de lado la resignación, ¿dónde está la solución?
Las canciones lo que pretenden ser es un espacio de encuentro para entender que no estamos solos en el cuestionamiento de la realidad.
El primer paso es buscar espacios de encuentro, buscar las complicidades necesarias para recuperar nuestra conciencia y la capacidad de influir, el mundo es como es, porque el sistema ha distanciado a las personas, y la música lo que pretende es tender puentes, establecer vínculos. Se trata de hacer compañía finalmente a través del arte, la música, la literatura o buscando marcos de participación que la sociedad ofrece. Participar en democracia no es solo votar cada cuatro años, es participar de la asociación cultural de tu facultad, de la asociación de tu barrio, en ONG.

Por ello es que usted dice que es un disco de celebración.
Sí es de celebración porque también creo que toda lucha debe estar traspasada por la alegría, me acuerdo mucho de los versos de Benedetti: “Defender la alegría como una trinchera, como un derecho”.
Creo que es mi estado de ánimo por un lado, en lo personal; tengo 41 años, nace mi hija y por otro lado, el momento en el que vivimos en España creo que debe ser celebrado; es verdad que estamos en una crisis terrible, que los ajustes han precarizado la vida de los ciudadanos, pero también es cierto que los ciudadanos nos estamos mirando los unos a los otros como hacía tiempo no ocurría, están surgiendo nuevos liderazgos, el debate de las ideas está más presente que nunca, la gente está asumiendo el protagonismo que le corresponde.

Luego de casi 20 años de carrera, ¿qué queda del Ismael Serrano que compuso “Papá cuéntame otra vez”?
Creo que quedan muchas cosas; evidentemente la canción la canto desde otra perspectiva ahora. Aquella canción era un reproche a la generación de mis padres y yo me empiezo a acercar a la edad que tenían mis padres cuando yo canté por primera vez esa canción, 18 años.
Yo he cambiado, me he liberado de prejuicios, me he liberado de cierta solemnidad a la hora de cantar y de decir las cosas, que es propia de la arrogancia de la juventud. Pero en esencia me siguen moviendo las mismas cosas, la música sigue teniendo el sentido terapéutico, el valor que me ayuda a convivir con mis miedos, sigue formando parte de ese diálogo íntimo que ha de ser el proceso de composición.
Sigo entendiendo el echarme la guitarra al hombro como la parte esencial del ejercicio de autor, el viajar, el cantar, tener la conciencia de que nos queda todo por hacer.

Minibio

• Ismael Serrano nació en Madrid el 9 de marzo de 1974

• Poetas de la talla de Luis García Montero y Mario Benedetti han influido en su trabajo

• Siempre se ha definido por su conciencia social y la canción protesta

• Su nuevo disco, “La llamada”, fue publicado en octubre de 2014 y se convirtió inmediatamente en el álbum más vendido en España


Carolina Barrantes
[email protected]
@cbarrantesLR


 

Ver comentarios