Irán prevé boom de inversión extranjera tras fin de sanciones
Enviar

El levantamiento de sanciones contra Irán podría generar hasta $50 mil millones en inversiones extranjeras por año para financiar la recuperación de una economía golpeada por la depresión del petróleo.

“Nuestro país puede absorber mucha inversión extranjera, considerando su potencial. No creo que sea exagerado hablar de más de $50 mil millones por año”, dijo Valiollah Seif, presidente del Banco Central del país.

El fin del aislamiento de Irán desató un gran interés por una economía de $400 mil millones que posee algunas de las reservas de combustibles fósiles más grandes del mundo y es también un recurso relativamente desaprovechado por las empresas globales debido a su status de paria vigente hace una década. Con todo, algunos analistas advierten que una burocracia poco transparente y estigmas políticos persistentes harán que las empresas tengan cautela en vez de apresurarse a entrar.

Irán ya cosechó algunos beneficios de la implementación del acuerdo nuclear del año pasado, negociado con potencias mundiales como Estados Unidos y la Unión Europea, los principales impulsores del régimen de sanciones. Cerca de $32 mil millones en ingresos petroleros que estaban congelados en cuentas en el exterior ahora están disponibles y probablemente se utilicen para comprar materias primas, dijo Seif.

Moneda unificada
La perspectiva de una mayor producción de crudo iraní deprimió más los precios del petróleo, que perdieron cerca de tres cuartos de su valor en relación a los niveles de mediados de 2014.

Esto limitará el crecimiento económico de Irán durante el año persa que termina en marzo, dijo Seif. Él pronostica una expansión de menos de 3% para ese período, pero dijo que el crecimiento podría acelerar a entre 5%y 6% en el siguiente año iraní, que va hasta marzo de 2017.

En los próximos meses, se tomarán medidas para normalizar el régimen monetario y el sistema financiero de Irán, dijo Seif.

Asimismo aseguró que la doble tasa de cambio—una establecida por el banco central y otra no oficial y más competitiva fijada por el mercado— deberían unificarse en hasta seis meses. El regreso de los bancos al sistema mundial se dará más rápidamente: Seif dijo que la mayoría de las entidades de préstamo presentaron los papeles necesarios ante la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales (SWIFT, por sus siglas en inglés) y debería estar prácticamente reconectada en unos pocos días.

Las sanciones y la política monetaria flexible del expresidente Mahmoud Ahmadinejad le dejaron a los bancos iraníes una de las mayores razones de préstamos impagos de la región, por detrás de Libia y Yemen, según el FMI. Seif dijo que se está abordando el problema y que los préstamos riesgosos bajaron del 15% del crédito hace dos años a 12,6%, unos $30.000 millones.

El presidente del banco dijo que Irán evaluará reunir fondos en los mercados internacionales de deuda en el futuro por medio de una emisión de bonos denominados en euros, si bien esa “no es una de nuestras primeras prioridades” y dependería de cuántas inversiones extranjeras directas puede atraer el país.
 

Ver comentarios