Irán murió en el intento
Los jugadores iraníes lamentan la eliminación de su selección.Javier Soriano-AFP/La República
Enviar

Irán murió en el intento

Mientras Irán observaba como se le escapaban todas sus posibilidades de clasificar a octavos, Bosnia-Herzegovina también ponía fin a su primera aventura mundialista con una victoria 3-1, la única en sus tres partidos en el grupo F.
La selección de Irán había llegado a su última cita en Salvador dispuesta a hacer el partido de su vida para llevarse los tres puntos y esperar la ayuda de Argentina en el partido que a la misma hora jugaba con Nigeria.
La albiceleste hizo sus deberes pero los “Príncipes Persas” se quedaron en puro deseo frente al equipo de los europeos.
La historia no pesó esta vez del lado de los iraníes, que en cinco encuentros pasados con los bosnios habían ganado cuatro partidos y empatado el otro.
Dzeko puso en ventaja a Bosnia a los 23 minutos con un remate a distancia que entró pegado a la cepa del vertical izquierdo sin dar opciones para la reacción a Haghighi.
Y cuando más presionaba Argelia, Pjanic apareció para poner la guinda a los 59 minutos.
El juego fue intenso y dramático por la necesidad de Irán de ganar para alcanzar la clasificación a los octavos, estrelló el balón dos veces en el horizontal hasta que Reza Ghoochannejad puso el 2-1.
Sin embargo, fue una ilusión de un minuto pues Avdija Vrsajevic apagó cualquier nuevo intento de rebelión y Bosnia, tarde comprendió que pudo haber acompañado en octavos a Argentina con más méritos que los reunidos por Nigeria.

Salvador (Brasil) /EFE
 

Ver comentarios