Enviar
Irán celebra informe de Washington

Bush advierte no cambiará su posición sobre gobierno iraní

Teherán
EFE

Irán se felicitó ayer por el informe de las agencias de inteligencia estadounidenses sobre su programa nuclear, y, al tiempo que celebró la “corrección” de la postura de Estados Unidos, instó a la Unión Europea (UE) a “revisar” su política al respecto.
El informe, publicado el lunes, indica que la República Islámica tiene suspendido desde 2003 su programa atómico militar, lo que, además del beneplácito iraní, ha calmado relativamente los temores en el Golfo Pérsico sobre la posibilidad de un próximo conflicto bélico en la zona.
Todos los medios de comunicación iraníes han destacado el informe y el Gobierno de Teherán lo aprovechó para paliar la situación creada después de que el jefe de la diplomacia de la UE, Javier Solana, se declarara “decepcionado” tras su última reunión en Londres con el negociador iraní, Sayed Yalili.
El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Manushehr Mottaki, dijo ayer que su país “celebra” el hecho de que Estados Unidos “ha corregido” su postura respecto al programa de Teherán, y reiteró que “todo indicaba que Irán no había desviado sus actividades”.
El nuevo informe estadounidense supone una clara contradicción con las afirmaciones que Washington iba haciendo desde que en 2005 defendió que el régimen iraní estaba construyendo una bomba nuclear.
Por su parte George W. Bush, presidente de Estados Unidos, advirtió ayer que la política estadounidense en relación a Teherán no ha cambiado y que Irán “fue, es y será peligrosa” si desarrolla su programa de enriquecimiento de uranio.
En la conferencia de prensa celebrada ayer en la Casa Blanca, en la se trataron una amplia gama de temas de índole nacional e internacional, Bush se refirió al estudio e indicó que fue informado del mismo “la semana pasada” y que, por lo tanto, cuando realizó la citada alerta no tenía conocimiento del mismo.
En este sentido, apuntó que el informe no es una razón para dejar de ejercer presión diplomática sobre Irán, porque una de las conclusiones que se deducen del estudio es que la estrategia que siguió Estados Unidos “fue efectiva”.
A su vez, indicó que la comunidad internacional debe seguir presionando a Irán en relación a su supuesto programa nuclear.
“Creo que el informe es una señal de advertencia porque lo podrían reiniciar. Tuvieron el programa y lo paralizaron”, opinó el presidente estadounidense, quien agregó que “todas las opciones” siguen sobre la mesa en relación con las medidas que se han de adoptar contra Teherán.
“El informe nos da una oportunidad para seguir cohesionando a la comunidad internacional y presionar al régimen iraní para suspender su programa”, opinó el presidente estadounidense.
Tras insistir en que cree que Irán “sigue siendo peligrosa”, explicó que su opinión respecto a Teherán “no ha cambiado”.
Ver comentarios