Enviar
Irán instala nuevas centrifugadoras

Gobierno iraní rechazó las presiones de Occidente para que detenga sus actividades atómicas

Teherán
EFE

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, explicó ayer que las 6 mil centrifugadoras nuevas que Irán instala en Natanz (centro) pertenecen a una nueva generación y son cinco veces más capaces que las 3 mil ya instaladas en esa planta atómica.
Ahmadineyad, en un discurso en Teherán, subrayó que las pruebas sobre el éxito de esas nuevas máquinas de enriquecimiento de uranio, “finalizarían en tres meses” y rechazó de nuevo las presiones de Occidente para que Teherán suspenda sus actividades atómicas.
“La instalación de 6 mil centrifugadoras nuevas es un paso simple si lo comparamos con la importante experiencia técnica que han obtenido nuestros expertos” en el ámbito nuclear, dijo el mandatario iraní.
“Nuestros logros científicos son muy grandes en cuanto a la cuestión de la aleación, los cálculos justos y el empleo de nuevos métodos (…) hoy día nadie puede quitar la tecnología nuclear de las manos de los iraníes”, agregó.
Ahmadineyad hizo esta declaración en una ceremonia celebrada con ocasión del “Día Nacional de Energía Atómica”, que conmemora el primer aniversario de la producción por Irán de combustible nuclear a nivel industrial y del enriquecimiento de uranio.
La instalación de nuevas centrifugadoras en Natanz fue condenada por Estados Unidos, cuyo embajador ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Gregory Schulte, consideró que la actitud de Teherán “demuestra la clara intención de violar más todavía las exigencias del Consejo de Seguridad (de la ONU)”.
Schulte aseguró que esta actitud “no le ha aportado a Irán respeto internacional, sino más bien creciente censura y sanciones”, en alusión a las tres resoluciones aprobadas en los últimos dos años contra Irán por el Consejo de Seguridad de la ONU.
Las tres resoluciones exigen que Teherán suspenda sus actividades de enriquecimiento de uranio, que Estados Unidos y la Unión Europea sospechan que tiene fines militares, aunque los iraníes aseguran que su objetivo es pacífico.
Ahmadineyad reiteró ayer que la tecnología nuclear pacífica y el enriquecimiento de uranio, una materia de doble uso, militar y civil, son un “derecho legal del pueblo iraní”.
Asimismo, consideró que “el dossier nuclear ya está cerrado”, en alusión a que la República Islámica no suspenderá el enriquecimiento de uranio.
Fuentes diplomáticas y comentaristas en Teherán pronostican que la instalación de las 6 mil centrifugadoras finalizará en marzo o abril de 2009, al inicio del próximo año iraní.
También opinan que con esta medida, con la que la República Islámica puede tener 9 mil centrifugadoras dentro de un año, el régimen de Teherán intenta poner a la comunidad internacional ante un hecho consumado, presentando a Irán como un “país nuclear”.
“La conversión de Irán en un Estado nuclear es el primer paso en un largo camino que llevará a nuestro país a un alto lugar en el mundo”, declaró el Presidente iraní en Natanz.
“Ojalá seamos testigos de grandes avances en otros diferentes campos, especialmente el industrial, gracias a estos nuevos logros” en el ámbito nuclear, agregó.
Ahmadineyad predijo, además, que los “enemigos se esforzarán por impedirnos el acceso a nuevas tecnologías”, e insistió en que “el mantenimiento de la unidad y la obediencia al líder supremo (iraní, el ayatolá Ali Jamenei) es la llave de la victoria”.
Su declaración fue destacada por todos los medios de comunicación locales y la televisión estatal no deja de emitir desde primeras horas de la mañana programas y entrevistas con expertos sobre los “beneficios de la tecnología atómica para la ciencia, la industria, la agricultura, la medicina e incluso la economía”.
Los canales de la televisión también informan sobre las diferentes fases de fabricación y el funcionamiento de las centrifugadoras.
En todos los colegios del país, los alumnos corearon esta mañana eslóganes como “la energía nuclear es nuestro derecho”, “la energía nuclear está en nuestra mano” y “la energía nuclear es nuestra ciencia nacional”.
En las mezquitas se celebró, entre tanto, un “rezo de agradecimiento” por los éxitos nucleares de Irán, mientras que las máximas autoridades del país intercambiaron felicitaciones por el “Día Nacional de la Energía Atómica”.
Ver comentarios