Inyección de capital fue insuficiente para bancos estatales
Enviar
A pesar de haber recibido $117,5 millones a finales de 2008, los entes reclaman nuevas medidas para incrementar su patrimonio
Inyección de capital fue insuficiente para bancos estatales

• Reforma propuesta busca aval para emitir títulos de deuda subordinada

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Los $117,5 millones que se les inyectó a finales de 2008 a tres bancos estatales no habrían sido suficientes para subirles las defensas y evitar que se contagien del resfriado que podría enfermar a la economía mundial este año.
Los bancos Nacional (BN), Costa Rica (BCR) y Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) exigen ahora otro antídoto que les fortalezca su sistema financiero.
Estas entidades reclaman la aprobación en el Congreso de una reforma a la Ley Orgánica del Sistema Financiero Nacional que les permitiría percibir mayores recursos a través de la suscripción de contratos de crédito subordinado o realizar emisiones de deuda subordinada.

Las deudas subordinadas se caracterizan por que su preferencia de cobro es posterior a la de los acreedores comu
nes en el caso de que el deudor empiece a incumplir sus obligaciones. De acuerdo con la prelación de pagos, los titulares de deuda subordinada se sitúan muy atrás en la fila, luego de pagados todos los acreedores comunes.
Esta modalidad comprende entonces a todas aquellas obligaciones de la entidad en las cuales los acreedores acuerdan, mediante pacto expreso, que en caso de liquidación de la misma renuncian a todo derecho de preferencia y aceptan que el pago de sus recursos se efectúe luego de canceladas las deudas a todos
los demás acreedores no subordinados.
Por estas operaciones de riesgo los inversores obtienen tasas preferenciales y en caso de una eventual quiebra de algunas de estas entidades bancarias el Estado costarricense no asume ningún tipo de responsabilidad.
Actualmente en el país solo la banca privada cuenta con este instrumento financiero.
En diciembre de 2008 los diputados aprobaron la primera capitalización bancaria en la historia del país, en la que el BN y el BCR recibieron cada uno $50 millones y Bancrédito $17,5 millones para incrementar su suficiencia patrimonial y con ello poder brindar nuevos créditos, sin embargo esto pareciera no serles suficiente a los banqueros.
“Es una fuente de recursos que nos permitiría aumentar nuestro patrimonio, esto es urgente porque la capitalización si bien se aprobó de manera rápida no es suficiente, con este otro instrumento podemos atender a los sectores más necesitados de crédito, como lo es el productivo”, dijo Guillermo Quesada, gerente general de Bancrédito.
Desde las arcas del BCR también se clama a los diputados por la aprobación de esta reforma.
“Esto nos va a dar la posibilidad a los bancos del Estado que cuando se necesite, nosotros mismos nos capitalicemos con mayor flexibilidad, sin una decisión del gobierno ni la Asamblea Legislativa, la capitalización nos alcanza para unos meses, ¿y después qu
é?”, comentó Mario Rivera, gerente general del BCR.
LA REPUBLICA trató de obtener la versión de las autori
dades del BN, sin embargo el departamento de comunicación de la entidad no respondió el correo electrónico que solicitó.
El proyecto de ley que contempla esta reforma se encuentra en la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Legislativa, donde se ha mantenido inmóvil.


Ver comentarios