INVU trasciende integralmente en pro del urbanismo y la planificación urbana
Enviar

El Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) ha asumido una responsabilidad directa con el pueblo costarricense, pues sus funciones implican la obligación de mejorar la calidad de vida de las personas que habitan todo el territorio nacional.

INVU significa, dotar de vivienda a las familias en situación de pobreza, financiar viviendas con base en un sistema de ahorro y préstamo, elaborar reglamentos relacionados con el desarrollo urbano, tales como procesos de renovación urbana, la construcción, el fraccionamiento y urbanizaciones.

Por eso, durante la actual administración de gobierno, se ha realizado un especial esfuerzo por rescatar la institución, con el objetivo de cumplir a cabalidad con la Ley Orgánica del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (Ley N°1788), y la Ley de Planificación Urbana (Ley N°4240).

Tanto la Ley Orgánica como la Ley de Planificación Urbana otorgan potestades a la institución, que no pueden ser reemplazadas por ningún otro ente de gobierno, responsabilidades que han sufrido dilaciones en su ejecución a través de décadas, y que en la actualidad se encuentran en procesos de rescate. Manuales, reglamentos, planes reguladores cantonales y costeros, vínculo con los gobiernos municipales, fiscalización de proyectos habitacionales y capacitación en materia urbana, son parte de las funciones que el INVU ejecuta día a día.

“Como institución, reconocemos la importancia de que el urbanismo sea comprendido y asimilado por cada persona habitante del país. Los actores principales en la intervención del territorio donde nos desarrollamos, deben asumir un compromiso que trascienda lo individual y sin duda alguna, que involucre lo colectivo. Esa la principal motivación que nos impulsa a trabajar en la creación y actualización de normativa de desarrollo urbano. Con el apoyo del trabajo efectivo del INVU, los gobiernos municipales y los profesionales relacionados con obras de infraestructura, desarrollos habitacionales, espacios públicos y de servicios y la sociedad en general, cuentan con herramientas modernas para el mejoramiento de sus territorios y la construcción de ciudades sostenibles y amigables”, comentó Sonia Montero, presidenta ejecutiva del INVU.

Para cumplir con la responsabilidad de asesorar y prestar asistencia a organizaciones privadas y gobiernos municipales, y con base en los mandatos de las dos leyes ya citadas, se promueve la consulta con organizaciones públicas y privadas en materia de planificación urbana.

La Unidad de Asesoría y Capacitación del INVU ha respondido en el primer semestre de 2017 más de 36 consultas en relación con temas de fraccionamientos, urbanizaciones, vías públicas, alineamientos, servidumbres de paso, áreas urbanas y rurales de una propiedad, redes de telecomunicaciones, usos de suelo, Reglamento de Construcciones y Reglamento de Renovación Urbana. Complementando dicha labor, se han visitado las municipalidades de Carrillo, Guácimo, Desamparados, San Ramón, Paraíso, San Carlos, Palmares, Pérez Zeledón, Montes de Oca y Montes de Oro.

Además el INVU busca brindar por primera vez en la historia del país, soluciones de vivienda a familias de estratos socioeconómicos 4, 5 y 6, que corresponden a la clase media. Para esto se construirá el Proyecto Blëlë, ubicado en el Distrito Central de Curridabat; el cual será de uso mixto compuesto por 150 unidades de vivienda y ocho locales comerciales, donde se incorpora el diseño universal en más del 75% de las soluciones. En él se aplicarán estrategias de manejo eficiente del recurso hídrico y de residuos. Además se dota a los usuarios de un espacio urbano para la cohesión social y mejora de la convivencia en comunidad.

De igual forma, bajo estos mismos principios, se desarrollará el Proyecto de Vivienda de Interés Social Duarco Cocorí, que contempla el territorio de dos cantones de Cartago, con una extensión de 223.315,0 m². El Proyecto se elaborará en cuatro etapas, que comprenderán 900 soluciones de vivienda, 40 locales comerciales y un área de facilidades comunales y recreación de 41.485m2. Se prevé que la etapa N°1 inicie su ejecución el primer semestre de 2018.

Otra importante innovación el Proyecto de Vivienda Productiva en Franja Fronteriza Paso Canoas, el proyecto concesionará unidades habitacionales y servicios urbanos y recreativos a 150 familias. El proceso se encuentra en su etapa preliminar de estudios y anteproyecto arquitectónico.

En Guararí de Heredia, se firmó un compromiso con la Municipalidad de Heredia, con el objetivo de abordar la solución a los conflictos urbanos, mediante un enfoque integrador que partirá del mejoramiento de infraestructura, servicios, vivienda y áreas públicas. El financiamiento para la integración de áreas recreativas ya está aprobado y su ejecución dará inicio en el corto plazo, rescatando pequeñas áreas de terreno que estarán vinculadas mediante una red de pasos peatonales diseñados con enfoque universal para democratizar el espacio.

En cumplimiento al Plan Nacional de Desarrollo, y como un compromiso institucional con la protección de los recursos naturales, la institución ha colaborado en el manejo y saneamiento de la cuenca hidrográfica María Aguilar abordado de manera intermunicipal. El Proyecto Corredor Biológico Interurbano Río María Aguilar, constituye un valioso aporte a la protección del recurso hídrico y del paisaje urbano. El INVU coordina la intervención de la cuenca, con las municipalidades de La Unión, Curridabat, San José, Montes de Oca y Alajuelita.

201707281725330.invu-LOGO.jpg