Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



FORO DE LECTORES


Invito a don Leiner Vargas a una segunda lectura

| Martes 03 noviembre, 2009


Invito a don Leiner Vargas a una segunda lectura

En su articulo bajo el título “Una Tarea Impostergable” (LR 30/9/2009), el economista Dr. Leiner Vargas Alfaro de la UNA nos explica que después de su primera lectura a la Ley General de Energía, le surgen tres dudas razonables sobre el modelo planteado por dicho combo legal para resolver y/o responder adecuadamente ante los desafíos y retos que nos plantea el futuro del estratégico sector energético.
Dado que la franqueza del Dr. Vargas es extrema al asegurarnos que sus dudas le surgen después de apenas la primera lectura del proyecto de ley, quienes lo conocemos a profundidad, le invitamos cordialmente a que se tome el tiempo necesario para darle una segunda lectura de manera que pueda verificar:

a) Que el objetivo de la ley es precisamente garantizar el propósito de incentivar la alta inversión privada y pública requerida para generar la suficiente energía eléctrica con base en recursos renovables para que no solamente abastezca sino que sobrepase a la creciente demanda nacional, y para que con el excedente, se cree un mercado de oportunidad en torno a la exportación de energía eléctrica, aprovechando las facilidades que para tal efecto brindará la red centroamericana de alta tensión en construcción. No existe en el proyecto un solo artículo que propicie y estimule la generación con fuentes térmicas, tal como lo insinúa sin fundamento alguno don Leiner. Más bien el artículo 54 del proyecto de ley, para el caso de una fuente no renovable como son las térmicas, obliga a la obtención de un permiso previo del MINAET, y a incluirse en el programa de planificación energética nacional.

b) Que el proyecto de ley no pretende trasladar los incentivos económicos del actual sistema de regulación en base a costos medios en generación a un sistema basado en costos marginales, lo cual propiciaría el aumento de la tarifa promedio de energía para los pequeños consumidores de electricidad. Todo lo contrario, la ley pretende regular las tarifas con base en los costos de los contratos de generación de largo plazo que son los de más bajo costo, y como siempre lo han sido los hidroeléctricos y geotérmicos, aunque permitiendo que las generaciones súbitas y temporales de alto costo como las térmicas, sean incorporadas al sistema únicamente cuando sean obligatoriamente imprescindibles. Más bien el proyecto de ley pretende evitar alzas permanentes en las tarifas por la incorporación de fuentes de alto costo de producción, como las solares, mareomotrices y otras tecnologías todavía no rentables.

c) Que el proyecto de ley no tiene como objetivo la regulación y reglamentación específica en materia de sostenibilidad ambiental, y menos en lo relativo al complejo tema del cambio climático mundial. Para eso existen ya otras leyes previas que en manos de la Setena, regulan la viabilidad de cada proyecto de generación eléctrica

Todos sabemos que por experiencia, todo proyecto de ley que pasa por la Asamblea legislativa sufre transformación que en algunos casos lo mejoran, pero que en otros lo complejizan hasta convertirlo en una simple ley y no en el agente o catalizador de estímulo que originalmente se pretende . No tenemos duda que dicha ley será objeto de un profundo estudio, y que las dudas del Dr. Vargas simplemente desaparecerán con una segunda lectura.

Ricardo Trujillo Molina
Máster en ingeniería eléctrica