Enviar
Invierno cambia el juego
Las cinco principales reglas que se deben tener en cuenta con la llegada de la lluvia

Dinia Vargas
[email protected]

La lluvia que ha caído en estos días cambia mucho el panorama de algunos campos de golf nacional que se ven afectados por la cantidad de agua y por ende perjudica el juego de los golfistas.
Por tal motivo es muy importante que los jugadores recuerden o refresquen las llamadas “reglas de invierno”, a las cuales tendrán que acudir para salir de un inconveniente.
Las “reglas de invierno” son normas locales, establecidas por el comité de reglas de un campo, que buscan ayudar al golfista y cuidar la cancha.
Para esta temporada esas medidas se convierten en indispensables cuando el campo no se encuentra en las mejores condiciones, pero también se debe realizar de manera correcta su interpretación para que no suceda todo lo contrario y terminar metiéndose en más problemas.
Además, hay que tener en cuenta que ningún golfista puede usar las “reglas de invierno” por su cuenta y riesgo en un determinado torneo, ya que estas deben clarificarse y especificarse antes de participar en cualquier evento.
El profesional de Valle del Sol, Christian Morera, explica cinco de las reglas que más se utilizan con la llegada del invierno.



1. Asientos preferidos:
es la posibilidad que se le ofrece al golfista de poder marcar, levantar y limpiar la bola cuando se está en el fairway. En el rough solamente es permitido cuando la humedad de la cancha es muy alta y se ha establecido previamente.




2. Agua casual:
se da cuando la bola cae en un charco de agua. Sin embargo, el jugador debe demostrar que el agua pasa la suela de los zapatos, sin hacer ningún tipo de presión, en este caso puede buscar el alivio más cercano al punto original sin acercarse a la bandera.




3. Trampas inundadas: El jugador puede dropear en el sitio mejor jugable dentro del búnker sin ningún tipo de penalidad, pero también tiene la opción de dropear fuera del búnker con penalidad, al declararla injugable. De optar por la segunda opción el golfista tiene varias opciones de dropeo, pero siempre sin buscar acercarse a la bandera.




4. Bola perdida en condiciones de terreno anormal: cuando la bola se pierda en un área donde es claro que se enterró y no es posible ubicarla, se puede buscar el sitio de alivio más cercano, sin ningún castigo. Si se está cerca de un hazard o un out off bounds se debe regresar al sitio original del golpe y jugar con penalidad.




5. Bola enterrada dentro de su propio pique: tiene que demostrarse que está enterrada en tierra y no en una parte de la grama o césped. Si está completamente enterrada en la tierra la persona puede optar por la posibilidad de utilizar el alivio.


Ver comentarios