Inversores apuestan por bonos irlandeses
Enviar
Inversores apuestan por bonos irlandeses

Los bonos irlandeses tuvieron la semana pasada los mejores retornos del mundo conforme los inversores apostaban a que un acuerdo europeo para salvar los bancos reducirá la deuda del país y facilitará su capacidad de vender deuda. La euforia podría ser prematura.
“Nos acercamos al fin del aumento”, dijo Harvinder Sian, un estratega de renta fija de Royal Bank of Scotland Group Plc en Londres. “Si bien conseguir que el mecanismo de rescate absorba los costos de los bancos es un factor muy positivo, los bonos irlandeses ya reflejan gran cantidad de buenas noticias. Tiene que haber un motivo más convincente para comprarlos, dada la incertidumbre que rodea las discusiones bancarias”.

Los funcionarios empezaron a esbozar ayer los detalles del acuerdo en tanto los ministros de Hacienda se reúnen en Bruselas. Europa no obtendrá facultades de recapitalización directa de los bancos a tiempo para inyectar 100.000 millones de euros ($123.000 millones) en el sistema financiero de España para mediados de 2013, dijo a la prensa un funcionario europeo el 6 de julio con la condición de conservar el anonimato.
Los inversores obtuvieron un retorno de 6,2% sobre la deuda irlandesa reembolsable en más de 10 años y un aumento de 5% de los bonos con vencimiento en entre siete y 10 años desde el 28 de junio hasta el 5 de julio. Se trata de grandes aumentos entre los índices que analizaron Bloomberg y la Federación Europea de Sociedades de Analistas Financieros, EFFAS por la sigla en inglés.
Los rendimientos del valor de 5% de Irlanda con vencimiento en octubre de 2020 cayeron la semana pasada por quinta semana, el período más prolongado de declinación en cinco meses, luego de que los gobernantes de la Unión Europea allanaran el camino para que las entidades crediticias con problemas de efectivo recurrieran de forma directa al fondo de rescate de la región. Irlanda quiere que esa política se aplique de forma retrospectiva a sus bancos después de que el gobierno inyectara y prometiera unos 64.000 millones de euros para salvar su sistema financiero.
“El gobierno irlandés trata de aprovechar el acuerdo al máximo, pero eso no va a cambiar las cosas”, dijo Nicholas Spiro, director gerente de Spiro Sovereign Strategy, una firma de Londres que se especializa en riesgo de crédito soberano. “Lo que preocupa es la instrumentación y el momento de las medidas”.
El gobierno de Kenny busca un acuerdo definitivo sobre los planes para fines de octubre. Reabrir los elementos del rescate bancario más caro del mundo desde la Gran Depresión va a ser un “complejo trabajo de diseño”, dijo el ministro de Hacienda, Michael Noonan, a legisladores en el parlamento.

Bloomberg

Ver comentarios