Enviar
Inversores temen que crisis crediticia no haya tocado fondo aún

Baja en las calificaciones de Morgan Stanley, Merrill Lynch y Lehman Brothers ponen en duda el fin de la debacle financiera en EE.UU.

Ari Levy y David Mildenberg
Bloomberg

La reducción de las calificaciones de riesgo de las tres mayores casas de bolsa de Estados Unidos y el despido de altos ejecutivos de los bancos Wachovia y Washington Mutual suscitaron la semana pasada el temor de que la crisis del mercado hipotecario no haya tocado fondo aún.
El Indice Bancario KBW cayó a su menor nivel en cinco años cuando Standard & Poor’s dijo que Morgan Stanley, Merrill Lynch y Lehman Brothers quizá tengan que contabilizar más depreciaciones de activos. Wachovia despidió al jefe ejecutivo, Kennedy Thompson al mes de haberle quitado el cargo de presidente del consejo de administración.
Si bien los máximos ejecutivos de Wall Street han insistido en que la crisis de la vivienda se está atenuando, hay indicios crecientes de lo contrario, dijo Robert Eisenbeis, director de investigaciones del Banco de la Reserva Federal de Atlanta de 1996 a 2006.
El economista espera que las pérdidas sean mayores de lo que los bancos han pronosticado, al proseguir la peor crisis inmobiliaria desde la Gran Depresión y aumentar los embargos de viviendas.
“Puede que la cosa siga”, dijo Eisenbeis, quien ahora es economista monetario jefe de Cumberland Advisors, una consultora de Vineland, en el estado de Nueva Jersey. “Lo que de veras me confunde es por qué estas firmas no aprovecharon la oportunidad de afrontar realmente la situación financiera que tenían ante sí”.
En todo el mundo las entidades financieras han declarado fallidos y depreciaciones de activos por $383 mil millones con relación al colapso del mercado de las hipotecas “subprime” o de alto riesgo de Estados Unidos. Más de 100 firmas de préstamos para la compra de viviendas han tenido que suspender las actividades o cerrar, entre ellas Thornburg Mortgage, la cual aplazó el martes de la semana anterior su informe de primer trimestre para registrar una inyección de efectivo.
Las pérdidas de las entidades prestamistas han tenido lugar al tiempo que los precios de los hogares han caído en 20 zonas metropolitanas de Estados Unidos, donde los descensos han sido de un 17% de julio de 2006 al final de marzo, según el índice S&P/Case-Shiller de precios de viviendas. El jefe ejecutivo de Bank of America Corp., Kenneth Lewis, espera que ese número llegue a un 25% en los dos próximos años.
Ver comentarios