Inversores de petroleras pierden en año de auge
Enviar
Inversores de petroleras pierden en año de auge


Madrid -- Los inversores de Exxon Mobil Corp., Royal Dutch Shell Plc y BP Plc están perdiendo dinero en el mejor año para los precios del crudo al tiempo que ceden el control de la producción a empresas energéticas propiedad del Estado.
Exxon, la mayor empresa del mundo por valor de mercado, ha caído un 7,6% este año en las operaciones de Nueva York después de que Venezuela obligó al productor de Texas a retirarse de la Faja de Orinoco, donde se encuentran los mayores yacimientos petroleros de Sudamérica. Shell cayó un 4,6% en Londres porque Rusia se hizo del control del yacimiento Sakhalin-2, valuado en $22 mil millones. BP cayó un 8,1% este año después de que el Gobierno ruso dijo que planea apoderarse del depósito de gas Kovykta en Siberia, de propiedad de la empresa conjunta rusa de BP, TNK-BP.

Las acciones de las petroleras se están viendo afectadas aunque el crudo ha subido un 49% este año a un récord de $143,67 el barril y el gas natural un 76% en Nueva York por la creciente demanda de economías emergentes. Los miembros de la OPEP, desde Arabia Saudita hasta Venezuela, ganarán más de $1 billón este año con las exportaciones de crudo, calcula el Departamento de Energía de Estados Unidos.
“Las petroleras compiten entre sí y con las petroleras nacionales por acceso” a las reservas, dijo Ivor Pether, que colabora en la supervisión de unos $17 mil millones en Royal London Asset Management, en una entrevista telefónica desde Londres. “Es mucho más difícil para BP y Shell conseguir derechos de desarrollo” porque las estatales tienen acceso a efectivo y mejor tecnología, dijo.
La lucha por los nuevos yacimientos ha contribuido al alza récord en los precios del crudo al restringir suministros de países que no pertenecen a la Organización de Países Exportadores de Petróleo en un momento de creciente demanda. El año pasado, la producción bajó en Exxon y Shell, las dos mayores petro
leras del mundo, y BP, la segunda petrolera de Europa, tras diez años de expansión.
El presidente de Exxon, Rex Tillerson, el ministro de Petróleo saudia, Ali al Naimi y su homólogo de Qatar, Abdullah bin Hamad al Attiyah, son algunos de los casi 600 oradores que hablarán sobre reservas, precios y estrategia durante el Congreso Mundial de Petróleo esta semana en Madrid. La conferencia de cuatro días, que tiene lugar cada tres años, comenzó ayer.
Rusia, Nigeria y Venezuela están colocando a las compañías nacionales por delante de sus rivales internacionales al otorgar acceso a sus reservas. Las petroleras estatales tienen alrededor del 80% del total mundial de 1,2 billones de barriles de reservas comprobadas de petróleo, según cálculos de BP.
El año pasado, Shell sufrió un revés cuando la estatal rusa OAO Gazprom compró una participación mayoritaria en la empresa conjunta Sakhalin-2, con lo que redujo la participación de Shell a la mitad, al 27,5%.
Exxon perdió 425 millones de barriles de reservas comprobadas cuando Venezuela adquirió el control de cuatro empresas de crudo pesado operadas por petroleras extranjeras, entre ellas el proyecto Cerro Negro de Exxon. Gazprom está intentando comprar la participación del 63% de TNK-BP en el yacimiento de gas natural Kovykta, lo suficientemente grande como para abastecer a Asia durante cinco años.

Ver comentarios