Enviar
Inversionistas siguen con la fiebre por el "oro rojo"


El entrenador de rugby juvenil Bob Markovich pagó US$3.812 por 250 acciones del fondo Global X Copper Miners en setiembre. La idea surgió de un club de inversiones para estudiantes al que asesora, y en el que participa su hija Lydia.
“Es el momento adecuado para comprarlo, el momento adecuado para acumularlo, el momento adecuado para poseerlo”, dice el padre de cinco hijos que trabaja como entrenador deportivo en la Escuela Comunitaria Cristiana de Eaton, Ohio. Su apuesta, que ha subido un 12% hasta la fecha, conecta la demanda creciente en la China con la escasez de oferta en las minas de cobre del mundo.
Los inversionistas están haciendo subir el precio del cobre y de las acciones de las compañías que extraen el metal usado para electrificar automóviles, hogares y oficinas por todo el mundo. El consumo de China casi se duplicará para fines de 2020, con lo que representará el 49% de las ventas de cobre del mundo, según CRU, firma londinense de asesoramiento sobre minería y metales. Los planes de tener tres productos cotizados en bolsa respaldados por el metal, incluso uno de BlackRock Inc., la mayor casa de gestión de capitales del mundo, podrían aumentar la presión sobre los proveedores.
“El cobre es oro rojo”, dice Jeremy Gray, director mundial de recursos en el banco Standard Chartered Plc en Hong Kong. Gray dice que el metal podría subir otro 50% a US$12 mil la tonelada en los próximos seis a 12 meses. “Estamos al borde del mayor mercado alcista de materias primas que hayamos visto”, dice.
Todos menos uno de los 81 nuevos proyectos de cobre que se tiene previsto comenzar para 2016 se paralizaron cuando la crisis financiera de 2008 redujo las inversiones y por tanto atrasó 3,5 millones de toneladas de capacidad nueva, dice Gray, de Standard Chartered. Dice que por esta razón la demanda superará la oferta hasta 2013 por lo menos.
**El cobre ha subido un 14% este año, y los contratos negociados en la Bolsa de Metales de Londres (LME) se triplicaron a US$8.435 la tonelada desde diciembre de 2008. El índice de Bloomberg de acciones de las compañías mineras del mundo ha subido el 16% en 2010 al nivel más alto desde el 1º de agosto de 2008, impulsado por compañías mineras concentradas en el cobre, como Freeport-McMoran Copper & Gold Inc., Antofagasta Plc e Ivanhoe Mines Ltd.
Los inversionistas están colocando montones de dinero en el sector pese a las advertencias del gestor de fondos de cobertura de riesgo James Chanos y Kenneth Rogoff, profesor de Economía de la Universidad de Harvard, entre otros, de que la prosperidad de China se halla inflada por una burbuja inmobiliaria que reventará y lentificará el crecimiento.
El mes pasado JPMorgan Chase & Co., la londinense ETF Securities Ltd. y BlackRock anunciaron sendos productos cotizados en bolsa respaldados por el cobre. BlackRock y JPMorgan planean recaudar hasta US$1.500 millones para comprar y retener el metal.
Los fondos cotizados en bolsa, que se pueden comprar y vender como acciones, dan acceso a los inversionistas a materias primas sin que tengan que poseerlas físicamente. En el mercado del oro, el 50% de las 1.200 toneladas compradas para fines de inversión el año pasado se destinó a fondos físicos, con lo que estos superaron las monedas y los lingotes de oro por vez primera, dijo ETF Securities en octubre.


Ver comentarios