Enviar
Inversionistas ticos ignoran a mercados vecinos

Poca liquidez de los instrumentos y bajas tasas de interés restan atractivo a bolsas de valores centroamericanas

Agustina Cobas
[email protected]

A pesar de que los mercados de países como Panamá y El Salvador han alcanzado un mayor grado de desarrollo durante los últimos años, estos aún no cautivan a los inversionistas costarricenses, quienes no han posado sus ojos sobre las alternativas que allí existen.
Mercados como el panameño, donde predominan los títulos de deuda corporativa, o el salvadoreño, donde se pueden comprar acciones de empresas que cotizan en la bolsa neoyorquina, no despiertan aún el interés de los inversionistas locales.
Una de las razones por las que esto sucede, de acuerdo con expertos consultados, es que a pesar de que estos mercados pueden contar con algunas características interesantes, presentan otros inconvenientes que hacen que no sean del todo seductores para quienes invierten desde Costa Rica.
En algunos casos, al igual que aquí, existen instrumentos varios disponibles pero que no son lo suficientemente líquidos, es decir, no se transan fácilmente, lo que reduce su atractivo, pues si un inversionista desea vender, no encuentra compradores con facilidad.
Panamá es uno de los ejemplos. En este mercado existe una gran participación de títulos de deuda corporativa, es decir, bonos emitidos por empresas de este país, pero presentan algunos inconvenientes.
“En Panamá hay mucha deuda, pero tiene dos problemas: es corto plazo y no tiene liquidez, es decir, no hay mercados secundarios importantes”, comentó Danilo Montero, gerente de Grupo Interbolsa.
Además de las características propias de cada mercado, sucede también que las tasas de interés que ofrecen algunas opciones de inversión son relativamente bajas.
Para los analistas consultados, esta es otra de las causas por las que los inversionistas locales han mostrado poco interés en mirar más allá de las fronteras nacionales.
“Los inversionistas han mostrado muy poco interés. Me parece que la variedad por ahora está en Costa Rica, desde luego muy limitada. Además, los rendimientos en la región están incluso por debajo que aquí, por lo que tampoco hay incentivos para migrar”, puntualizó Montero.
Otros participantes del mercado coinciden con esta apreciación.
“No tenemos conocimiento de inversionistas que hayan externado interés por estos mercados”, aseguró Alvaro Gómez, gerente de BN Valores.
Gómez agregó que los inversionistas locales deberían comenzar a mirar a los mercados del istmo en busca de nuevas alternativas solo si la relación de rendimiento - riesgo lo justifica, si los valores son suficientemente líquidos en caso de querer venderlos para cambiar de posición a un riesgo razonable, y si existe información suficiente, oportuna y veraz en donde estos valores se cotizan.

Ver comentarios