Enviar

Inversionista 2.0

Desde hace tiempo venimos observando la incursión en el mundo bursátil de portales de servicios para la inversión en los mercados de capitales de las principales economías.
Estos portales han acercado al mercado y a los inversionistas mediante la oferta de servicios de compra y venta de valores que pueden realizar desde la comodidad de su hogar u oficina, además les permite reducir considerablemente los costos transaccionales (el sueño de muchos grandes teóricos), así como los tiempos de las transacciones.
Por si lo anterior fuera poco, estos portales ofrecen también servicios más sofisticados, como la facilidad de crear portafolios, coberturas, inmunizaciones y otros con la debida asesoría e investigación profesional pertinente.
El ávido lector podría advertir que estos portales han ampliado y facilitado el acceso de las personas al mundo de la inversión. De hecho, muchos han tenido que colocar algunas restricciones sobre todo de índole regional, pues ya sabemos el impacto que tienen los derechos de autor y la aplicabilidad y cobertura de las leyes en algunos países.
La situación es que si bien creíamos que ya todo se había dicho en esta materia, la realidad es que apenas estamos en pañales, ya que el mundo virtual está cambiando a pasos agigantados y a la velocidad del sonido, por decir lo menos.
Empresas de servicios como Bloomberg que antes cobraban por un servicio único que podía rondar entre $1.500 y $3 mil mensuales se han dado cuenta que los hijos del E-trade (uno de los portales pioneros que se comentaban al principio), han crecido y ahora quieren más, por lo que esta empresa creó el servicio “Anywhere” que permite a usuarios suscribirse a partes del servicio que les facilita obtener información directamente en sus PC, PDA o Tablet.
Otros portales le permiten integrar sus cuentas bancarias, con su sistema de contabilidad y así manejar de manera directa sus excesos de efectivo, bien sea colocándolos en algún fondo de corto plazo o inclusive solicitando directamente a su banco la utilización de su línea de crédito para capital de trabajo.
Esta integración se espera llegue a trascender las fronteras y permitirle a su empresa recolectar los fondos de sus operaciones en otros países y administrar de manera remota las tesorerías de esas operaciones, lo cual usted puede controlar y supervisar remotamente desde cualquier parte del mundo.
Este modelo de negocio se hace cada día más complejo, pero a su vez más cercano al usuario, lo que bien puede ser aprovechado por ejemplo por profesores y padres que pueden incentivar a sus hijos los buenos hábitos del ahorro mediante estas poderosas herramientas.
Una recomendación es que se empape bien de qué se trata antes de emprender su viaje a esta nueva aventura, pero ¡por nada de este mundo la deje pasar!

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]
Twitter @alfredopuerta
Ver comentarios