Enviar

Inversiones en colones o en dólares ¿Qué es preferible?

 
A raíz de la disposición del Banco Central de Costa Rica (BCCR) de ampliar la banda cambiaria y de que el tipo de cambio de intervención de compra se reduzca cada día en seis céntimos y el tipo de cambio de intervención de venta se incremente en seis céntimos, han surgido inquietudes por parte de los inversores de cuál debería ser la estrategia de inversión, en colones o en dólares.
Esta disposición acordada desde el 21 de noviembre anterior aumentó el rango de posible flotación del tipo de cambio, sin embargo, hasta ahora, el comportamiento del precio de la divisa en el mercado interbancario no da señales de flotación, anclándose al piso y transándose diariamente, en promedio, solo un céntimo por encima del tipo de compra establecido por el BCCR.
Las condiciones actuales de este mercado hacen prever un tipo de cambio de equilibrio menor al actual, sin embargo, dadas las nuevas características de este régimen, aumenta diariamente el margen de una posible devaluación de la moneda nacional, que podría ser de hasta un 13,26% de su valor actual.
Veamos los cuatro principales escenarios en los que se podría encontrar un inversionista de acuerdo con lo indicado anteriormente.
 

Si es un inversionista conservador que busca inversiones que generen ingresos y/o crecimiento del capital en el largo plazo, entonces debería mantener posiciones en dólares, minimizando el riesgo cambiario y las posibles pérdidas que acarrearía una devaluación en un mercado tan pequeño como el nuestro. Esto, incorporando en su decisión de inversión el hecho de que el colón no ha sido una moneda fuerte y que la apreciación que ha venido experimentando en los últimos meses se debe a condiciones transitorias de la economía y no a cambios reales en la estructura productiva del país y que, por lo tanto, a largo plazo no parece sostenible una tasa de apreciación de la moneda como la que estamos observando actualmente.

Si el perfil del inversionista es conservador y además tiene gastos (deuda y consumo) denominados en moneda nacional entonces podría ser una medida cautelosa mantener sus inversiones en colones, esto para reducir la constante pérdida de poder adquisitivo, que se estaría sufriendo con el dólar dadas las condiciones del régimen cambiario actual. Claramente este tipo de inversionista no invierte en colones esperando una apreciación fuerte del colón (especulación), lo hace para evitar fluctuaciones en su poder adquisitivo.

Si el inversionista es de corte más agresivo, cuyos pasivos son en dólares, es posible que esté dispuesto a correr el riesgo de pérdida de capital que representa una posible devaluación del colón, la cual podría ser alrededor de un 13%. En el contexto actual, es posible especular acerca de una potencial apreciación de la moneda nacional, basado en que el mercado presenta señales de que la moneda se encuentra subvaluada. Esta apreciación se daría solamente vía disminución de la banda de intervención de compra del Banco Central o mediante una liberalización completa del tipo de cambio. En este caso se podrían generar ganancias —dolarizadas— de capital, aunque no esté clara la magnitud ni el plazo de la posible apreciación en ese escenario.

Por último, está el inversionista igualmente de corte agresivo, siendo su perfil de gastos e ingresos en colones, dispuesto a especular en el mercado cambiario manteniendo sus posiciones en dólares con la expectativa de generar una ganancia ante una posible devaluación del colón en el mediano plazo, considerando para ello el margen de la banda del 13% mencionado anteriormente.

 
Para CFS Asesores de Inversión, S.A. queda claro que las necesidades de los inversionistas pueden variar y que la diversificación es la base de un portafolio exitoso, por lo que se recomienda que las carteras individuales se conformen de acuerdo con las recomendaciones de su asesor financiero. Asesórese.
 
 
Eddy Velásquez Chávez
Gerente General
CFS Asesores de Inversión
Ver comentarios