Enviar
Empresarios locales y foráneos impulsan proyectos enfocados a atender demanda de servicios durante y post-cirugías
Inversiones inmobiliarias aprovechan turismo médico
Además de hospitales, empiezan a surgir complejos enfocados a la salud

Un tratamiento médico en Costa Rica representa en promedio la tercera parte de lo que costaría si se realiza en Estados Unidos. Dicha variable convierte al país en un destino natural para capturar este tipo de turismo.
La posible llegada de unos 100 mil visitantes en busca de dichos servicios para este año ha impulsado a que algunos inversionistas enfoquen sus proyectos inmobiliarios hacia ese nicho de mercado. Esto representa un 15% más que en 2008.
Algunos hospitales privados como el Cima, el Hospital Clínica Bíblica y Hospital y Hotel La Católica han emprendido acciones para atender la demanda.
En los dos primeros existen planes concretos para construir nuevos centros médicos en Guanacaste, mientras que La Católica invirtió en sus instalaciones para crear un hotel que atienda a los turistas luego de las intervenciones quirúrgicas.
Además de los hospitales, también empiezan a proliferar complejos y centros enfocados a la salud y al bienestar físico tanto en la capital como en las zonas costeras.
Recientemente se inauguró el hotel Indigo en Santa Ana que busca capturar la demanda de pacientes post-quirúrgicos que atiende el Hospital Cima San José.
Firmas estadounidenses como Coldwell Banker Península Trading Co. han manifestado su interés en llevar a cabo un proyecto con estas características en Playa Tambor. Este abarcaría un centro de recuperación, de salud y tratamientos.
Uno de los centros pioneros es Paradise Cosmetic en Escazú, que se encarga de atender al paciente post-tratamiento quirúrgico y que abrió hace dos años en el país.
Costa Rica ha emergido como uno de los destinos más accesibles, seguros y competitivos en cuanto a precio para los viajeros procedentes de Estados Unidos y Canadá.

Karen Retana
[email protected]
Ver comentarios