Inversión histórica en aeródromos reactivaría turismo local
“En 2018 continuaremos con grandes proyectos para mejorar la calidad aeronáutica del país”, aseguró Ennio Cubillo, director general de Aviación Civil. Esteban Monge/La República
Enviar

Los principales aeródromos del país finalizarán el año con mejores condiciones para reactivar los vuelos y el turismo interno, debido a una inversión de ¢13 mil millones.

Se trata de ocho proyectos que han sido remodelados, producto de una inyección de ¢9 mil millones en obras y otros ¢4 mil millones en expropiaciones de terrenos aledaños.

Los aeródromos de Puerto Jiménez, Los Chiles, Coto 47, Drake, Palmar Sur, Quepos, Golfito y Limón son los beneficiados; algunos en su totalidad y otros intervenidos por etapas.

Así, las terminales rurales cumplirán con las normas internacionales en materia de operaciones, atención de desastres naturales y traslado a zonas urbanas.

“Costa Rica lamentablemente tiene atrasos en desarrollo de carreteras, por lo que esta modernización es un desahogo para el transporte de turistas, ya que están cerca de importantes parques nacionales”, aportó Mauricio Ventura, ministro de Turismo.

Un aeródromo es destinado total o parcialmente a la llegada y salida de aviones pequeños y en el país existen 28. El plan de mejoramiento es costeado con recursos de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC).

El proyecto inició en 2014, desde entonces los trabajos en promedio tardan 90 días, para evitar afectaciones importantes en las operaciones.

“Cada obra tiene la misma prioridad de ejecución, de hecho ya se ha terminado la mayoría; para el próximo año se destinarán ¢15 mil millones para continuar con el mejoramiento en la conectividad aérea del país”, explicó Ennio Cubillo, director de Aviación Civil.

Con esta inversión se habrán destinado ¢635 mil millones en los últimos cuatro años en infraestructura, si se suman las remodelaciones anteriores de los aeropuertos Juan Santamaría, Daniel Oduber y Tobías Bolaños, especialmente en las pistas.

Sansa y Nature Air, compañías de vuelos locales, se mostraron optimistas con las obras y esperan que poco a poco las condiciones aeronáuticas que tiene el país, tanto de infraestructura como técnicas, sean de primer mundo.

“El turismo local es un mercado creciente y por supuesto que buscamos darles a nuestros pasajeros la mayor comodidad en las operaciones; estos avances nos posicionan en un buen nivel de infraestructura”, comentó Mario Zamora, gerente de Sansa.

Otras aerolíneas domésticas ven con buenos ojos estas remodelaciones, pero consideran que las autoridades deben consultarles al momento de elegir el tipo de obras por realizar.

“Aplaudimos la disposición de este Gobierno y del anterior para redinamizar los vuelos privados, pues cada año transportan a unos 210 mil pasajeros, pero el gremio siente que se nos ha excluido de la toma de decisiones”, acotó Everardo Carmona, CEO de Carmonair.

Además de la remodelación en pistas (recarpeteo y pintura), las mallas aledañas y franjas de seguridad también se mejoraron y en algunos aeródromos se inició la construcción de modernas terminales para pasajeros.

Para el próximo año se espera iniciar labores en las terminales de Guápiles y Upala.

 


Ver comentarios