Enviar
Inversión extranjera en Latinoamérica creció 46%

Santiago de Chile
EFE

La inversión extranjera directa (IED) creció en 2007 un 46% respecto de 2006 y totalizó la cifra récord de $106 mil millones en América Latina y el Caribe, gracias al crecimiento económico y a la sostenida demanda mundial por recursos naturales, informó en Santiago la CEPAL.
La cifra es la más alta registrada desde 1999, cuando la inversión extranjera totalizó $89 mil millones y estuvo fuertemente relacionada con las privatizaciones que experimentó la región.
“Estamos acostumbrados ya a dar buenas noticias”, dijo el secretario ejecutivo de la Comisión económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el argentino José Luis Machinea, al dar a conocer en rueda de prensa el inform
e “La inversión extranjera en América Latina y el Caribe 2007”.
“Es significativo que la región haya alcanzando niveles tan relevantes como hubo los años 1998, 1999 y 2000”, resaltó.
Agregó que eso “está indicando que la región, al menos en algunos países, ha sido atractiva para la inversión extranjera directa, lo que en parte tiene que ver con el aumento de los precios de los recursos naturales”.
“Está el caso del petróleo en Colombia o de las inversiones en Chile asociadas con el Cobre y también en Perú”, precisó.
Por países, Brasil encabezó la recepción de inversión extranjera el año pasado, con $34.585 millones, seguido de México (23.230 millones), Chile (14.457) y Colombia (9.028).
Medida en comparación con el Producto Interior Bruto (PIB), sin considerar los centros financieros del Caribe, los mayores receptores fueron Panamá, Chile y cuatro países centroamericanos (Honduras, Costa Rica, El Salvador y Nicaragua).
En cuanto a los principales inversores en la región, fueron Estados Unidos, los Países Bajos (Holanda) y España, consignó la CEPAL.
En el caso de España, Machinea señaló que este país, que fue “un factor relevante” en este ámbito en la década de los noventa, ha bajado fuertemente sus inversiones en América Latina.
Durante 2007 el sector servicios acaparó el mayor monto de inversión en la región, aunque con diferencias significativas entre los países.
El documento destaca el caso de Brasil, en donde el sector servicios fue el principal receptor, mientras en Chile, Colombia y Ecu
ador el mayor flujo de IED se dio en el sector de recursos naturales, y en México el sector manufacturero fue el dominante.
También resaltó que en materia de hidrocarburos la inversión “fue escasa”, con la excepción de Colombia, lo que atribuyó a la renegociación de contratos que se han dado en Venezuela, Ecuador Bolivia y también en México.
En este contexto descartó que las fuertes bajas de inversión que registran Bolivia (41%) y Ecuador (92%) tengan que ver con factores políticos.
Machinea abogó por “mejorar la calidad de las inversiones” para que se generen “más capacidades, más investigación, mayor demanda de mano de obra más calificada y encadenamientos en la estructura productiva”.
“De eso hay relativamente poco en la región y por eso insistimos en la necesidad de atraer una inversión extranjera de más calidad”, indicó y dijo que ello atañe a las políticas gubernamentales.
El funcionario también señaló que el desempeño de la región como receptora de inversión extranjera en 2007 no fue afectado significativamente por la desaceleración económica de Estados Unidos, ya que la misma se manifestó en el cuarto trimestre del año.
“Sin embargo, su efecto puede ser relevante en los flujos de inversión para 2008”, advirtió.
Agregó que a la vez los flujos de inversión desde América Latina y el Caribe hacia otras regiones del mundo disminuyeron el año pasado hasta $20.619 millones, tras haber alcanzado en 2006 un máximo de $42 mil millones.
Ver comentarios