Enviar
Intranquilidad morada
Los malos resultados ya generan inquietud y molestia entre los jugadores morados

Cuando Saprissa contrató a Alexandre Guimaraes todo pintaba bien, al punto que hasta una rifa se hizo entre sus seguidores para ir a ver su primer entrenamiento.
Llegaron los fogueos y las cosas se veían mejor, hasta que dio inicio el campeonato nacional y se comenzó a desplomar, producto de los malos resultados, el castillo.
Salvo el empate agónico ante Alajuelense, en el debut del torneo las cosas no han salido de la mejor manera, ya que se perdió en casa ante Limón, se empató, de nuevo en casa, contra Belén y se cayó contra el Cartaginés. Es decir, solo dos puntos logrados de 12 disputados.
Los morados regresaron ayer mismo a los entrenamientos ya que mañana se miden a Pérez Zeledón. No hay tiempo que perder ni espacio para lamentar.
Muy conscientes de la situación que se vive y de los resultados obtenidos hasta el momento, los jugadores del Saprissa no se esconden y aseguran que están ocupados en corregir los errores que se han dado en el terreno de juego, mañana ante los generaleños tienen la oportunidad de cambiar el rumbo y sumar la victoria y para eso se alistan en todo sentido.
“Puedo asegurar algo, Saprissa es un equipo en el que se vive mucha presión siempre y un arranque no tan bueno como el que hemos tenido, que por supuesto no esperábamos, es de ocuparse, estamos ocupados en lo que estamos fallando”, dijo el defensor Gabriel Badilla, quien dejó claro que nadie en el Saprissa está relajado, pero aseguró que tienen una nueva oportunidad de enderezar el camino.
El defensa morado señaló que no se puede estar permitiendo que los rivales anoten primero y tomen la ventaja en el marcador, en especial en casa, ya que cuando suceden situaciones de este tipo afecta el volumen de juego porque los equipos se cierran más y es aún más difícil anotar por el esquema defensivo al que se someten después del gol.
Por su parte, Douglas Sequeira indicó que no es un buen momento el que vive el equipo, no van a esconder la realidad ni ellos esconderse de lo que sucede.
“A veces las palabras pueden sonar a excusa y somos conscientes de que no estamos bien; esa es nuestra realidad y la asumimos como tal, les puedo asegurar que en este equipo todos trabajamos con una idea de juego y la tenemos clara y entendemos lo que quiere el director técnico, las cosas no se han dado y sabemos que solo trabajando podremos cambiar el rumbo”, comentó Sequeira.
Para Douglas la situación que vive el club solo se puede revertir jugando y ganando, no hay de otra, porque en el Saprissa como en la Selección se debe rendir y ganar.

Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios