Enviar
Buscan flotación, pero impiden volatilidad
Intervenciones del Central equilibran tipo de cambio

• La autoridad monetaria “quemó” casi $500 millones de sus reservas en dos meses para sostenerlo

Wilmer Murillo
[email protected]

A base de ocasionales intervenciones el Banco Central ha logrado evitar que el tipo de cambio siga su escalada.
El promedio del tipo de cambio en el mercado interbancario de divisas (Monex) se ha mantenido relativamente estable durante las últimas cinco semanas, cercano a un nivel de ¢521 por dólar.
Las intervenciones las hace el Central como vendedor para evitar que el tipo de cambio siga en ascenso.
Entretanto, las reservas monetarias internacionales netas del Banco Central, experimentaron una importante reducción en las últimas semanas producto de las citadas intervenciones.
El Banco Central ha “quemado” $500 millones de sus reservas en menos de dos meses, alrededor de un 10% del total. “De este modo ha logrado estabilizar transitoriamente, el tipo de cambio”, dijo Eric Vargas, director de estrategia de Aldesa.
Solo durante el mes de mayo las reservas internacionales disminuyeron en $363,9 millones (7,4%) y en lo que va del mes de junio la caída en las reservas ha sido por un monto de $138,7 millones (3,0%), informó por su parte CFS Asesores de Inversión.
Actualmente el nivel de reservas es de $4.433,9 millones después de alcanzar el máximo histórico en abril anterior de $4.936 millones.
Vargas recordó que el déficit de la balanza comercial y cuenta corriente sigue aumentando, de modo que hay interrogantes de hasta dónde el Banco Central permitirá que caigan sus reservas.
El nivel de reservas actual es considerado relativamente normal, pero no excesivo, pues alcanza para cubrir cuatro meses de importaciones. Sin embargo, la mayoría de los países latinoamericanos tienen reserva para cubrir diez meses de importaciones.
El turismo se mantiene dinámico, pero existe el riesgo latente de que este rubro se “enfríe”, porque la situación económica de Estados Unidos sigue siendo delicada, adujo el analista.
Se ha frenado el ingreso de capitales especulativos, por lo que los expertos sienten que financiar el tipo de cambio con reservas no es sostenible.
Aunque la autoridad monetaria puede recurrir a organismos como el Fondo Latinoamericano de Reservas, pedir créditos para sostener el tipo de cambio se consideraría un retroceso.
Algunos análisis indican que el Banco Central intenta que el tipo de cambio flote, pero impide su volatilidad, elemento que los participantes del mercado ven con preocupación.
Luis Liberman, gerente del Banco Scotiabank, afirmó que el Banco Central no debe oponerse a las tendencias que el mercado le imponga al tipo de cambio.
El trimestre anterior las reservas netas del Central aumentaron en $777 millones, dado que el déficit de cuenta corriente ($505 millones) fue financiado con el amplio superávit registrado en la cuenta de capitales y financiera ($1.216 millones).
En el mes de abril el déficit comercial fue de $585 millones, lo que hace pensar que en este trimestre se experimentaría un amplio déficit comercial.
Los analistas esperan una posible disminución en el superávit de la cuenta de capitales, sobre todo en las subcuentas de inversiones de cartera, equivalente a $295 millones y “otras inversiones” ($506 millones).
Estos factores fundamentales podrían estar generando presiones al alza en el tipo de cambio y una caída mayor en las reservas del Central si este decide persistir con las intervenciones en el mercado de divisas.
La Cámara de Comercio, sin embargo, no comparte que en el mediano plazo se deban esperar variaciones del tipo de cambio y que este podría mantenerse alrededor de su valor actual.
“A pesar del fuerte incremento de los precios del petróleo y los alimentos (el dinamismo de las importaciones), el ingreso de divisas al país es lo suficientemente alto para cubrir el déficit de cuenta corriente y para generar inclusive un exceso de dólares en la economía”, dijo Gerardo Rojas, economista de la Cámara de Comercio.
Ver comentarios