Enviar
Jueves 4 Julio, 2013

La Junta directiva de la CCSS impone una intervención en el hospital Tony Facio (Limón). La necesidad de dicha intervención es cuestionable


Intervención: Modelo de atención en salud CCSS


Señalando debilidad en la gestión clínico administrativa de las autoridades del Hospital Tony Facio, a partir del 24 de junio los miembros de la Junta directiva de la CCSS imponen una intervención en ese hospital.
Se informa en la prensa además, que dicho órgano director de la Caja establece un plazo a la Gerencia Médica para rendir una evaluación sobre las necesidades físicas, tecnológicas y humanas del centro en mención.
La intervención consiste en la sustitución del equipo gerencial vigente, por otro designado por ellos, a los cuales se les brindarán recursos y facilidades, al cabo de un periodo establecido se evaluará la gestión del nuevo grupo y tratará de corregir las debilidades atribuidas a los sustituidos. La necesidad de dicha intervención es cuestionable.
La información que emergería del nuevo proceso, probablemente fue enviada, reiteradamente al nivel central por parte de las autoridades relevadas del Hospital Tony Facio, sin que hubiese respuesta ni solución alguna; quizás la situación económica no lo permitió. No se puede hacer chocolate sin cacao, y la olla no puede rasparse más.
A pesar de su riqueza, humana y natural, el Atlántico históricamente ha estado en un plano secundario, y en materia de salud no es la excepción.
La equidad pregonada por la Caja, en la práctica no funciona. Específicamente para esta zona existe gran disparidad.
Los habitantes de la meseta central tienen mayor accesibilidad, número de centros de atención, tecnologías y especialidades. Conforme nos alejamos del valle central, la oferta de servicios en salud disminuye.
El hospital de Limón, con una población directa e indirecta adscrita de 425 mil habitantes, cuenta en este momento solo con un urólogo, un otorrinolaringólogo, un psiquiatra, un dermatólogo y un neurólogo. Estos especialistas deben cubrir toda la provincia.
Este centro de atención cuenta además con otros dos especialistas en ginecoobstetricia, dos médicos internistas, uno de ellos próximo a pensionarse y no cuentan con geriatra. Oftalmología cuenta con tres especialistas pero con equipo incompleto, ortopedia con tres médicos, insuficientes para la demanda y otras especialidades presentes en ese nosocomio requieren complementarse.
Quienes compartimos los principios, misión y proyección social del sistema de salud costarricense y su rol como pilar de la democracia, confiamos en que la cúpula gerencial de la Institución pueda redireccionar la nave de la seguridad social.
Un reforzamiento integral, físico, tecnológico y humano en esos niveles fortalecerá el sistema, mejorará la atención, la equidad y oportunidades de los usuarios.
Más especialistas con recursos en la periferia, redundará en una disminución de referencias a los hospitales nacionales, de igual forma las listas de espera y la inconformidad general, también serán impactadas.


Gerardo Quirós Meza

Médico
Profesor catedrático Universidad de Costa Rica