Enviar

Su éxito dependería de una conexión móvil super rápida 

Internet instantánea

El sistema 4G arrancará en pocas semanas

Ser exitoso en el futuro, dependería en gran parte de contar con una conexión rápida a Internet, sin importar donde uno esté parado, desde la ciudad hasta la playa, lo cual será posible mediante la pronta comercialización de la tecnología 4G en el país.
Esta conexión super rápida a Internet será más cara que la que usted tiene ahora, incluso requiere un aparato capaz de recibir las señales de este tipo.
Sin embargo, el precio de estos celulares bajará a través del tiempo.
Una conexión 4G permite una velocidad que triplica la actual, y que será comercializada en las próximas semanas por el Instituto Costarricense de Electricidad.
Claro planifica el lanzamiento a inicios de año, mientras que Movistar indica que ofrecerá el servicio en 2014, pero en una fecha aún sin definir.
La gran ventaja de un aparato 4G, es la de recibir los datos a través de Internet, a una velocidad promedio de 7,5 megabits —7,5 millones de bits— por segundo.
El bit es el elemento más pequeño de información que se transmite, como una letra o cifra, o el llamado píxel, uno de los millones de puntos que conforman una foto o video.
Al igual que el sistema 3G, actualmente utilizado por la mayoría de los costarricenses, el servicio 4G es inalámbrico, y funciona mediante los aparatos móviles, sean smartphones o tabletas.
A estas velocidades altas, el sistema 4G elimina casi todas las interrupciones de la señal, aun cuando se trate de ver un archivo grande como una película.
Descargar un video de cinco minutos tarda menos de un minuto en 4G, en comparación con unos cuatro minutos en 3G.
Mientras que bajar una película de dos horas tomaría media hora, frente a las casi cuatro a través de una conexión 3G, de acuerdo con datos de los operadores de Estados Unidos, donde el nuevo sistema funciona desde el año pasado.
Los consumidores además, pueden hacer compras en línea mediante su celular o tableta, así como cancelar las facturas en línea a una velocidad mayor.
En lo que a las empresas se refiere, una conexión 4G permite la transmisión de los archivos grandes, de modo que sería posible enviar todo tipo de documento a un cliente o socio.
Además, facilita el teletrabajo, así como el estudio a distancia, al poder el empleado o estudiante remoto, tener acceso a cualquier documento de la empresa o escuela, y hasta participar en videoconferencias.
Todo esto implica un costo.
Primero, es necesario contar con un aparato capaz de recibir la señal, como el iPhone 5, Samsung S4 LTE, Lumia 920, o BlackBerry Z10, cuyo precio puede ser hasta un 25% mayor que el de su homólogo 3G.
Igual, una iPad habilitada para 4G cuesta unos $700 en Estados Unidos, en comparación con una 3G, que anda en $500.
Por su parte, la cuota mensual de una conexión 4G será mayor al monto de unos $50, que típicamente se paga en un plan pospago para una conexión 3G.
Del lado de las debilidades, usted como usuario podría recibir una velocidad menor a la esperada fuera del Área Metropolitana, si en la zona en que se encuentra aún no exista la red 4G, y entonces recibiría el servicio 3G.
Por otro lado, las llamadas roaming podrían complicarse, dado que hay estándares en otros países, que dificultarían las comunicaciones.
Sin embargo, las desventajas del sistema 4G desaparecerán con el tiempo.
Por un lado, los operadores nacionales esperan ampliar la cobertura al territorio nacional dentro de un par de años.
En lo que al costo del aparato se refiere, los operadores en los próximos meses esperan ofrecer varios aparatos, incluso opciones más cómodas, conforme se vayan colocando las primeras unidades.

201311172208400.n22.jpg

Redacción
Colaboraron Luis Valverde,
Johnny Castro y Ericka Morera
@La_Republica

Ver comentarios