Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


“Internet de las cosas” al ritmo de Washington

Bloomberg | Miércoles 15 enero, 2014

La Internet de las cosas hace referencia a vehículos robóticos, relojes y anteojos digitales, productos electrodomésticos y recipientes de basura con conexión a la web. Archivo/La República


“Internet de las cosas” al ritmo de Washington

El mundo futurista de los autos con piloto automático, anteojos que manejan el correo electrónico y cubos de basura que piden recolección ingresa al ritmo anticuado de la actividad en Washington.
Compañías desde Google Inc. hasta Bayerische Motoren Werke AG se apresuran a entrar en la llamada Internet de las cosas.
El Departamento de Transporte y la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos se mueven de forma más cautelosa ante el temor de que los aparatos puedan ser vulnerables al hackeo, de que deriven en un uso inadecuado de datos personales o hasta causen lesiones físicas a sus dueños.
“Si pensamos que es posible devolver el genio a la botella, nos engañamos”, dijo Robert Enderle, analista jefe de tecnología del Enderle Group en San Jose, California.
La Internet de las cosas hace referencia a tecnología como vehículos robóticos, relojes y anteojos digitales, productos electrodomésticos y recipientes de basura con conexión a la web.
Luego de generar revuelo la semana pasada en la Feria Internacional de Productos Electrónicos de Consumo –CES por la sigla en inglés- de Las Vegas, esta semana se la presenta en la Feria Internacional Norteamericana del Automóvil de Detroit.
El mercado de aparatos inalámbricos conectados a Internet podría crear un valor económico anual de entre $2,7 billones y $6,2 billones para 2025, según el McKinsey Global Institute, la división de análisis de la firma consultora neoyorquina McKinsey Company Inc.
Cisco Systems Inc. pronostica que para 2015 habrá unos 25 mil millones de aparatos conectados, mientras que sumaban 12.500 millones en 2010. “Eso no se relaciona en absoluto con la tecnología”, dijo el máximo responsable John Chambers en un discurso en la CES. “Lo importante es la forma en que cambia la vida de la gente para siempre”.
El ‘lado oscuro’ de tener aparatos conectados a Internet podría ser el riesgo de que hackers empezaran a controlar a la distancia los aparatos de los hogares a los efectos de generar incendios o que controlaran vehículos para matar gente, según Internet Identity, una compañía de seguridad digital que tiene sede en Tacoma, Washington.
No se trata de ciencia ficción. El ex vicepresidente de los Estados Unidos Dick Cheney dijo el 20 de octubre en el programa de CBS “60 Minutes” que el desfibrilador que recibió en 2007 tenía desactivada la opción inalámbrica porque temía que terroristas pudieran usarlo para asesinarlo.
Organismos reguladores y legisladores deben elaborar normas que expliquen con claridad qué pueden hacer las empresas y que detallen cuáles serán las penas por violaciones, una tarea que se ve obstaculizada por las revelaciones sobre la magnitud de los programas de espionaje de los Estados Unidos, dijo Enderle.
Las reglas deben especificar cómo se usan los datos que generan los aparatos y si las compañías serán legalmente responsables de las violaciones de la seguridad, dijo en entrevista telefónica Michael Chui, socio del McKinsey Global Institute.


Bloomberg