Enviar
Instituciones dejaron de facturar ¢64 millones en un año por deficiencias en el sistema
Internet satelital privado aventaja al Grupo ICE

• Decenas de empresas y particulares son ya usuarios de proveedores multinacionales

Ernesto José Villalobos
[email protected]

El matrimonio de Andrea Astorga y Wilheim Kurtz decidió dejar la región de Bavaria, en Alemania, para radicar en Costa Rica, motivados por el ambiente natural y pacífico y el aceptable nivel de vida nacional.
Sin embargo, al igual que decenas de hogares ubicados en zonas donde no llegan las líneas de cobre o fibra óptica del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) o de Radiográfica Costarricense (Racsa), ellos encontraron una limitación de acceso a Internet que debieron solucionar contratando los servicios de una empresa multinacional.
Cualquier persona o compañía que desee contratar el servicio de Internet en estas zonas, debe hacerlo mediante una compañía externa, o bien vía satélite.
Una de estas empresas es la firma TicoSat, S.A., representante para la región centroamericana de la mayorista norteamericana SkyCaster.
“Mi esposo debe atender negocios en Europa y Asia, y para eso la conexión con Internet es fundamental. No podíamos darnos el lujo de estar desconect
ados del resto del mundo, y ni el ICE ni Racsa nos ofrecían los servicios. Estamos contentos con lo que obtenemos de TicoSat”, argumentó Astorga.
TicoSat aprovecha desde hace un año el aparente vacío de proveedores de servicios básicos o avanzados de comunicación de datos a través de satélite.
Durante ese tiempo ha sumado cerca de una centena de clientes, y facturado por encima de $120 mil en mensualidades.
Los equipos y el respaldo de los mismos —así como del servicio— son provistos por la firma TelSat América, S.A., según confirmaron representantes de ambas firmas.
“Mis socios y yo podemos ofrecer a nuestros clientes más de 20 años de experiencia en el área de las telecomunicaciones y eso —junto al enorme potencial que hay en Costa Rica para quien pueda proveer servicios de comunicación de avanzada— nos motivó a aliarnos con un monstruo de las transmisiones satelitales en Estados Unidos, para atender el mercado centroamericano”, explicó Alberto Araya, socio de TicoSat.
Por su parte, las empresas estatales han debido abstenerse de prestar esos servicios, por más de 12 meses.
“En este momento no prestamos esos servicios, pero estamos haciendo todo lo necesario para tenerlos disponibles a mediados de 2009. Sabemos que esa área tiene mucho potencial”, aclaró Claudio Bermúdez, gerente de Telecomunicaciones del ICE.

Los nichos a los cuales apuntan inicialmente, son el de residencias localizadas fuera del alcance de las empresas ya existentes, y el de empresas que por su volumen de trabajo y nexo con socios en el exterior, necesitan conexiones permanentes y sostenidas.
El ángulo a través del cual se promocionan en el país, es el de garantizar la constancia en la transmisión en la señal en al menos 98% del tiempo, los 365 días del año.
“Las únicas dos circunstancias en las que no podemos garantizar el servicio al 100%, es cuando se presentan aguaceros extremadamente fuertes y durante los equinoccios, que son dos veces al año, y durante 15 minutos cada una. En suma, los momentos en que la señal del satélite se cae, es si acaso un 2% del año”, puntualizó Alberto Araya, socio de TicoSat, S.A.
En zonas como Puerto Jiménez, Montezuma, Jacó, Conchal y Puerto Viejo, se ubica la gran mayoría de los clientes residenciales de la firma. En el área empresari
al, destacan Megasúper, 3M Centroamérica, Dole Fresh Produce, Televisora de Costa Rica, Western Union y cadenas hoteleras como Marriot y Barceló.
“Los clientes que contratan nuestros servicios para sus casas, provienen de países en los que están acostumbrados a mantener una señal de Internet clara y constante, a lo largo del año. Eso es muy diferente a lo que puede ofrecerles Racsa o el ICE”, agregó Araya.
“Los equipos que teníamos para prestar ese servicio se ha ido dañando, lo que nos obliga a dejar activos solo un puñado de clientes a los que por su ubicación no podemos dejar de servirles. A los que llaman cada día, tenemos que decirles que no”, confirmó un personal de la plataforma de servicios empresariales del Grupo ICE, cuya identidad es protegida.


Ver comentarios