Interamericana Norte es un rompecabezas incompleto
Enviar

Solo una cuarta parte de la Interamericana Norte estará terminada en 2016 cuando se inauguren las obras de ampliación entre Cañas y Liberia.
El trayecto de 50 kilómetros consta de una carretera de concreto a cuatro carriles, con puentes dobles, pasos a desnivel y una serie de medidas de seguridad que convierten a la vía en una de las más avanzadas del país.
Los pasos a desnivel se encuentran igualmente avanzados y uno de ellos, el de Liberia, estaría listo en diciembre, confirmó Carlos Portela, de la empresa Puentes y Carreteras, a cargo de su construcción.
Sin embargo, no ocurre lo mismo en el resto de la Interamericana, a pesar de que entre Cañas y Limonal podrían utilizarse los recursos de un préstamo del BID, aprobado recientemente.
Ya la carretera está diseñada.
Se espera que el concurso para la construcción salga antes de enero, estimó José Manuel Sáenz, gerente de Cacisa, la empresa diseñadora.
Más lento avanza el tramo entre Limonal y Barranca.
 
La empresa Ginprosa, ganadora del concurso de diseño, no ha iniciado labores, mientras la orden de inicio sufrió un atraso de meses debido a las apelaciones.
Aun con estos tramos construidos, la ampliación quedará incompleta, ya que no se prevé continuar con el trayecto entre Liberia y Peñas Blancas. 
 No sería necesario hacer la ampliación por el menor tráfico de vehículos en ese sector, opinan expertos.

201510252235370.8.jpg


Ver comentarios