Enviar
Inter frenó al Barça
Los italianos vencieron 3-1 a los azulgranas y están a 90 minutos de llegar a la final de la Liga de Campeones

Un Barcelona menor, como el que se ha visto en algún acto durante la temporada, estropeó en una mala noche en Milán el plan de acudir a Madrid el 22 de mayo para jugar la final de la Liga de Campeones, y ahora sólo le queda la esperanza de levantar el 3-1 de ventaja con el que el Inter acudirá la semana que viene al Camp Nou.
El Barça mostró una fragilidad que le penalizó en exceso, sobre todo en una línea, como la defensiva, en la que el conjunto catalán ha dado muestras de mucha solvencia.
El Inter dejó jugar durante muchos minutos al Barcelona a ese fútbol que a veces maneja el conjunto de Guardiola, pero que es incapaz de traducirlo en acciones ofensivas.
Los azulgranas utilizaron el fuera de juego a la perfección para no volverse loco detrás del argentino y de un Eto'o que, se predisponía a recibir en largo cada vez que Motta, Sneijder, Cambiasso o Pandev robaban un balón.
Sin embargo, Pedro pudo sacar a su equipo del letargo goleador, cuando resolvió de un zurdazo balón que le llegó a centro de Maxwell para establecer a los 19 minutos el 1-0.
Wesley Sneijder acudió al rescate de su equipo, igual como hizo en Moscú hace unas semanas, y empató el partido a la media hora. Una buena jugada de Eto'o por la banca acabó con el balón en los pies de Milito, quien a la media vuelta lo dejó para el holandés, que conectó un certero disparo para batir a Valdés y poner el 1-1.
Antes, el Barcelona había logrado nuevamente imponer su ritmo, pero el Inter le devolvió la elevada posesión con una fortaleza defensiva donde los Ibra, Messi y compañía se estrellaban constantemente, a excepción de alguna acción por la banda donde los centro de Alves causaban cierta incomodidad en el área de Julio César.
El Inter propició una salida en el segundo tiempo que noqueó a un Barcelona que se había tomado su tiempo para regresar del vestuario. Un balón que se paseó por la meta de Valdés dio paso a una acción dos minutos después en la que el Inter robó un balón en el centro del campo propició un letal contragolpe que acabó con un gol de Maicon para el 2-1, en el 48’.
El Inter no se conformó con eso y aprovechándose de que el Barcelona no reaccionaba, en un nuevo contragolpe marcó el 3-1 con tanto de cabeza de Milito.
Con tres tantos en el fondo el Barça encontró su momento, también porque el Inter se desfondó y acabó atrapado en torno a su área, pero los azulgranas a pesar del dominio no pudieron marcar y debieron retirarse de San Siro con la derrota.

Milán/EFE
Ver comentarios