Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



GLOBAL


Instan evacuar zonas costeras los estados sureños de EE.UU.

EFE | Martes 28 agosto, 2012



Instan evacuar zonas costeras los estados sureños de EE.UU.

Los estados sureños de Luisiana, Misisipi y Alabama instaron ayer a los residentes en zonas costeras, incluida Nueva Orleans, a que se vayan a lugares más seguros o se preparen para la llegada de "Isaac" en forma de huracán hoy o el miércoles, en coincidencia con el aniversario de "Katrina".
"Isaac" se formó el 21 de agosto, atravesó las Antillas Menores y pasó por el sur de Puerto Rico, República Dominicana (donde causó 5 muertos y 25.845 desplazados), Haití (donde 19 personas murieron y 6 están desaparecidas) y el noreste de Cuba (25.000 evacuados).
El domingo por la noche pasó por el sur de los cayos de Florida, con vientos de 100 km/h e intensas lluvias que ayer aún azotaban Florida, donde no se han notificado graves daños, aunque hay decenas de miles de hogares sin electricidad.
También se registraba viento y lluvia en Tampa (Florida), donde ayer fue declarada abierta la cuadragésima Convención Republicana.
Los meteorólogos creen que seguirá avanzando hacia el noroeste por el Golfo de México, donde ganará fuerza y podría impactar en alguna zona de la costa norte, por lo que se mantienen en alerta las costas de Luisiana, Misisipi, Alabama y el noroeste de Florida.
"Se prevé que se convierta en huracán antes de alcanzar la costa norte del golfo", advirtió ayer el CNH, algo que podría ocurrir el miércoles, día en que se cumple el séptimo aniversario del azote del huracán de categoría máxima "Katrina", el más costoso y letal de la historia en EE.UU., con 1.800 muertos.
El director de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias, Craig Fugate, advirtió ayer de que el impacto de "Isaac" afectará a una franja "muy amplia" de la costa, porque sus vientos se notan a 335 kilómetros del centro.
Según Fugate, el mayor impacto puede darse en Alabama y Misisipi que, al igual que Florida y Luisiana, están en estado de emergencia.
El gobernador de Alabama, Robert Bentley, activó ayer la evacuación obligatoria de las poblaciones de la costa, en los condados de Mobile y Baldwin, y de las zonas bajas del interior.
También es obligatoria la evacuación en Luisiana en zonas de los distritos de Jefferson, St. Charles y Plaquemines, aunque de momento no hay una orden similar en Nueva Orleans.
Así, la gente acudía hoy a comprar víveres y agua, guardaba las embarcaciones de recreo y los objetos de terrazas y jardines, y preparaba las placas antihuracanes para las ventanas, al tiempo que se habilitaban refugios, se decretaba el cierre de escuelas y edificios públicos para los próximos días y se convocaba a personal de emergencias.
"No queremos a la gente en la carretera corriendo riesgos, queremos que se queden en casa cuidando de sus familias y sus propiedades", explicó Jindal, quien insistió en quien quiera evacuar y necesite ayuda, la pida: "tenemos transportes y refugios de sobra".
En Alabama 70 militares y pilotos están preparados y 5.114 miembros de la Guardia Nacional están disponibles, mientras que en Misisipi, la Guardia Nacional está en alerta, y en Luisiana se han movilizado a 4.126 efectivos de la Guardia Nacional y Aviación.
Mientras, en el Golfo de México se han evacuado más de la mitad de las plataformas de perforación y de producción petrolera que están operativas, según la Oficina de Seguridad y Control Medioambiental.

Miami/EFE