Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NACIONALES


Inseguridad golpea imagen de Laura

Natasha Cambronero [email protected] | Miércoles 25 mayo, 2011



Evaluación de la mandataria sufrió una caída de 18 puntos tras su primer año de gestión, en la más reciente encuesta de CID Gallup para LA REPUBLICA
Inseguridad golpea imagen de Laura

Encuestados resaltan buenas intenciones de Chinchilla, pero coinciden en que existen deficiencias
Popularidad de la gobernante cae tras 12 meses de mandato por debajo de las administraciones de Pacheco, Monge, y las dos de Arias

Luchar contra la inseguridad fue su principal promesa cuando asumió la Presidencia, desde ese momento ya pasó poco más de un año, y sin embargo, los costarricenses todavía perciben que no se ha hecho nada para combatir este problema.
Ante tal disyuntiva, el apoyo popular a la gestión de la presidenta Laura Chinchilla ha sufrido un desplome, la evaluación favorable de que gozaba en enero, ahora es historia del pasado, de acuerdo con la última encuesta de CID Gallup para LA REPUBLICA.
A principios de año, la gobernante había recibido una calificación del 36% en una escala del uno al 10, cifra que cuatro meses después se vino abajo y actualmente es de tan solo el 18%.
Los costarricenses le reprochan la ausencia de acciones eficientes para combatir el crimen organizado, la delincuencia y el narcotráfico.
Si bien durante el último año los encuestados admitieron en menor proporción haber sido víctimas de hampa, la idea de que la inseguridad no disminuye va en aumento; el 80% de las personas consultadas coincide en que este problema cada día es peor y solo un 4% manifestó que va en retroceso.
Así mismo, la ausencia de nuevas medidas que ayuden a mejorar la situación económica del país y a aumentar la generación de empleo, son otros de los principales yerros que se le achacan a Chinchilla. Solo el 2% de los encuestados aprobó las acciones de la actual administración en este sentido.
La calificación obtenida por la mandataria es inferior a la que en periodos similares de su gestión obtuvieron tres de sus antecesores, Oscar Arias en sus dos administraciones, Abel Pacheco y Luis Alberto Monge. En enero pasado, Chinchilla gozaba de una mejor evaluación que Pacheco.
Los resultados del estudio de CID Gallup no fueron del agrado de la Presidenta, quien manifestó que estos no cambiarán la ruta trazada, pues su gobierno tiene un norte claro.
“Un gobierno no pude estrictamente regirse por las encuestas, son insumos importantes que analizamos con seriedad, tomamos nota, tratamos de corregir errores. Pero lo importante aquí es que seguimos trabajando para lograr lo que propusimos al principio de la gestión”, expresó Chinchilla.
“Me siento satisfecha con los logros alcanzados hasta hoy y si se analiza la gestión de cualquier presidente, se verá que es un sube y baja, a veces hay opiniones favorables, otras veces no”, añadió la gobernante.
La alta expectativa que tenían los costarricenses hacia la gestión de la mandataria se ha venido diluyendo desde que asumió el poder, pero se expresa hasta ahora, pues en el pasado, el conflicto con Nicaragua y la inauguración del Estadio Nacional ayudaron a que el aval popular estuviera a su favor, revela CID Gallup.
Otro punto que resalta el estudio de opinión es que cada vez más encuestados creen que al finalizar la administración Chinchilla Miranda la situación del país será peor en comparación a como lo encontró. Un 19% piensa de esa manera, mientras que en enero solo lo aseguraba una de cada diez personas.
No obstante, los costarricenses resaltan que casi siempre las acciones de Chinchilla son para beneficiar al pueblo. Esta percepción la comparte el 48% de los encuestados, mientras que solo un 7% manifestó que nunca.
Además, aunque la evaluación a la gestión de la Presidenta es cada vez más baja, en términos generales, la población sigue aprobando su quehacer. Sin importar el color político, el 46% de los consultados avala su labor al frente del país.
Principalmente, por las acciones en Educación y Relaciones Exteriores, en el marco del conflicto con Nicaragua por Isla Calero.
La merma en la aprobación a su gestión, abonada a yerros en la fracción oficialista en el seno de la Asamblea Legislativa, le pasó la factura a su Partido Liberación Nacional, pues aunque todavía es la fuerza política más importante, en los últimos cuatro meses sufrió una reducción de seguidores, actualmente un 36% manifestó ser verdiblanco, pero en enero había sido más del 40%.
La Unidad Social Cristiana, por el contrario, cada vez se consolida como la segunda fuerza política más importante, con el apoyo del 12% de los entrevistados.
Otro que va en ascenso y ya alcanzó el tercer lugar es el Partido Acción Ciudadana con el 7%, agrupación que destronó al Movimiento Libertario de dicha posición, ya que solo el 3% de los costarricenses dijo ser partidario rojiblanco.
La encuesta se realizó a 1.264 personas en todo el país, una por hogar, entre el 10 y el 16 de mayo. Tiene un margen de error de 2,7 puntos porcentuales y un nivel de confianza del 95%.

Natasha Cambronero
[email protected]