Enviar
Costarricenses creen cada vez menos en el trabajo de la Fuerza Pública, según encuesta de CID-Gallup
Inseguridad opaca imagen policial
• Poder Ejecutivo destina apenas el 0,5% del Producto Interno Bruto por año al combate de la delincuencia

Natasha Cambronero
[email protected]

La inseguridad en la que está sumido el país ha ocasionado que cada vez menos costarricenses confíen en el trabajo de la policía.
Solo una de cada diez personas asegura confiar mucho en la Fuerza Pública, mientras que al menos el 64% dice confiar “nada o poco” en la labor que realiza, de acuerdo con el más reciente estudio de opinión de la empresa CID-Gallup para LA REPUBLICA.
La percepción nacional de la inseguridad radica en el hecho de que en aproximadamente uno de cada cuatro hogares vive al menos una persona que ha sido víctima de la delincuencia en los últimos cuatro meses.
De igual forma, la tasa de homicidios ha crecido un 30% en los últimos tres años. En 2005, por ejemplo, 303 personas fueron asesinadas, mientras que en 2008 esa cifra se incrementó a 435.
“Que la gente no confíe en la policía es muy negativo, pues es el recurso del Estado para combatir este problema”, aseguró Rogelio Ramos, ex ministro de Seguridad.
En concordancia con la desconfianza en la policía, la apreciación del trabajo que hace el Gobierno para combatir la delincuencia también es negativa.
Solo el 37%
de los costarricenses califica de buena forma la labor llevada a cabo por la actual administración en ese campo
“Todos tenemos rondando en nuestra mente el tema de la inseguridad, pues vemos cómo la incidencia delictiva en el país se va extendiendo. Pero este no es un tema solo de Costa Rica sino de todo el mundo, el consumo de drogas se ha incrementado y ha ido impulsando la incidencia delictiva”, manifestó Janina del Vecchio, ministra de Seguridad.
El tema de la inseguridad si bien es multicausal, el poco aporte que el Estado destina a este ámbito por empeora la situación, ya que solo el 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB) se dedica para esta causa.
Esto ha ocasionado que el sector privado tenga que invertir cada vez más en protegerse, incluso invirtiendo m
ás que el propio Estado.
Durante 2008 las empresas destinaron unos ¢75 mil millones en dispositivos de seguridad, cifra que supera en ¢6.990 millones del gasto realizado por el Gobierno en la protección de la ciudadanía.
Por su parte, el uso y el tráfico drogas, así como la corrupción dentro del gobierno también son catalogados por los costarricenses como problemas importantes del país.
“Definitivamente el Gobierno no ha podido establecer una estrategia nacional para combatir este problema y la ciudadanía lo está percibiendo”, añadió Ramos.
Para el Gobierno el crimen y la violencia que están golpeando al país se deben en gran medida a que durante mucho en las administraciones anteriores el tema de la seguridad no fue una prioridad.



Ver comentarios