Innovación: Clave para 2014
El agro fue de los sectores más golpeados el año pasado con seis meses consecutivos de decrecimiento. Este sector representa el 5,7% de la producción nacional. Archivo/La República
Enviar

Solución para sacudirse de la desaceleración económica

Innovación: Clave para 2014

Dinamizar las ventas es el reto de empresarios para este año

Nuevas ideas que permitan innovar el negocio y abrirse a nuevos mercados es parte de lo que debe hacer este año, para evadir la desaceleración que padecieron las empresas en 2013.

201401080010330.n11.jpg
La industria fue la más dinámica, especialmente en manufactura que creció cerca del 10%, impulsada por Zonas Francas, aunque el régimen definitivo fue menos dinámico. Archivo/La República
El crecimiento real de la producción del país el año pasado rondó el 3,4%, punto y medio porcentual respecto al año anterior, culpa de la desaceleración de nuestros socios comerciales y el ritmo al que se daba la actividad en el mercado interno.

Para evadir el desánimo de la economía, es prudente enfocar el desarrollo de proyectos de inversión, en aquellos sectores dinámicos, para que sigan adelante.
Los empresarios, por su parte, deben ser más eficientes, trabajar más científicamente en materia de presupuestos y de planeamiento estratégico, con el fin de no desperdiciar recursos monetarios ni humanos.
Deben estudiar más los líderes de las empresas, para interpretar mejor economías y mercados, y así tomar decisiones con mayor información y análisis.
En lo que a inversiones se refiere, podríamos ver nuevas en el país incluso hasta julio, cuando ya se entienda y se sepa con claridad el escenario que tendrá Costa Rica en los próximos cuatro años.
El único “lunar” de incertidumbre se refiere a las elecciones. Muchos inversores, sobre todo extranjeros, están a la expectativa de quien sea el nuevo presidente y qué políticas priorizará.
Sin embargo, son más los aspectos a favor, que sugieren la posibilidad de triunfar en el negocio.
En el caso de la manufactura, el comercio y los servicios de intermediación financiera, son los que exponen mayores oportunidades.
La reactivación de socios comerciales, y el dinamismo propio de su actividad permiten un ritmo mejor, respecto al resto.
En tanto, la construcción, agricultura y energía enfrentan dificultades para crecer porque la demanda existe, pero no con la fuerza de años anteriores.
Pero, con un poco de innovación, es posible ofrecer un producto distinto que reactive las ventas.
Otros negocios con oportunidad son los relacionados con el Mundial de Fútbol.
Existirá demanda para aquellos comercios dedicados a la venta de ropa, hasta los que comercializan pantallas de televisión y tiquetes para ir a ver los juegos.
Todas estas soluciones para sacudirse de la desaceleración del año pasado tienen que ayudar para que al terminar 2014, no tengamos las mismas preocupaciones como agentes económicos.
La desaceleración fue el yugo económico de 2013, incluso podemos decir que fue la segunda vez más baja de los últimos 20 años de dicho indicador, solo le ganó la de los años de la crisis de 2008.
Por otro lado, no podemos dejar de pensar que la desaceleración fue impulsada por dos fenómenos muy influyentes.
El primero, que hubo una reducción sensible del crecimiento del mundo, especialmente de nuestros socios comerciales como lo son Estados Unidos, Europa y el Istmo.
El que tuvo peor escenario fue el agro, que se mantuvo en recesión en los últimos seis meses del año, con una importante afectación negativa en la actividad de granos básicos —maíz, frijol y arroz—.
Por otro lado, los precios de estos a nivel internacional parecen tendrán una mejora, lo que podría ayudar en este año.

201401080010330.n111.jpg

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR


Ver comentarios