Logo La República

Domingo, 22 de septiembre de 2019



FORO DE LECTORES


Innovación: Costa Rica ocupa el segundo lugar en América Latina

Monserrat Guitart [email protected] | Martes 27 agosto, 2019

Monserrat

A pesar de las vicisitudes económicas y geopolíticas de los últimos años, la determinación política de los gobiernos de establecer políticas e invertir en innovación, sigue en aumento. Tanto los gobiernos de países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo han entendido que esto impulsa el crecimiento económico y social no solo en el ámbito de la alta tecnología, sino también en las mejoras que pueden hacerse en las industrias locales para resolver problemas también locales, aprovechando las riquezas y habilidades del lugar.

Esta es una de las conclusiones que arroja el informe anual de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) en el estudio denominado “The Global Innovation Index 2019 (GII)” - publicado en julio pasado - que evalúa la capacidad de innovación de 129 países, utilizando 80 indicadores y que, por su contenido y metodología, resulta una gran herramienta para la toma de decisiones a la hora de elaborar políticas públicas.

El GII entiende, al igual que lo hace OCDE en el Manual de Oslo, que existe innovación cuando se crea o mejora un producto o servicio o una combinación de ambos, que difiere significativamente de los previos y que está disponible al público. Esa innovación puede darse en todos los ámbitos, no solo el tecnológico, sino también para hacer frente a los desafíos sociales modernos, como la seguridad alimentaria, el medio ambiente, los desafíos energéticos y la salud.

Al igual que en años anteriores, los cinco primeros lugares están ocupados por países de ingresos altos: Suiza ocupa el primer puesto, seguido de Suecia, los Estados Unidos de América, Holanda y el Reino Unido. Costa Rica viene avanzando año a año en este índice, y entre los países de ingreso medio, es considerado un outperformer en tanto obtiene mejores resultados que los países del mismo grupo, ubicándose en el puesto 55 a nivel mundial y en el segundo lugar de Latinoamérica y el Caribe, luego de Chile y antes que México.

¿Cuáles son las debilidades y fortalezas de Costa Rica? A pesar de contar con un marco político y legal estable, que se considera beneficioso para los negocios, al medirse la facilidad con la que una empresa puede empezar a operar en el país, el índice desciende al puesto 110 de 129.

El mejor puesto de Costa Rica se lo lleva en la inversión en educación, quedando en el séptimo lugar a nivel mundial, pero otros indicadores de la misma categoría no son tan auspiciosos: el bajo número de egresados en ciencias e ingeniería nos ubica en el lugar 90. En ese sentido, la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (CAMTIC) estima que el país tiene un faltante de 8.000 profesionales en esas disciplinas.

El peor indicador del país - puesto 112 de 129 - se da en el ámbito de las inversiones, debido a un pobre desempeño en lo que se refiere a protección de inversores minoristas, capitalización y negocios de venture capital, esenciales para que compañías innovadoras con potencial de crecimiento, puedan consolidarse. Israel, país modelo en la creación de un ecosistema sano de innovación, está en el puesto 3 de este mismo índice, entre otras razones porque las inversiones de venture capital superan el 0,35% del PBI.

Por último, aunque sin agotar los resultados del GII, el impacto que tienen en la economía los bienes y servicios innovadores generados en el país es mixto. Por un lado, las exportaciones de alta tecnología, potenciadas por empresas de dispositivos médicos y desarrolladoras de software, muchas de ellas multinacionales, nos colocan en un lugar de privilegio, sin embargo, el número y calidad de las patentes y diseños industriales que se origina en el país sigue siendo bajo, como así también los artículos científicos y técnicos publicados y citados.

Este segundo puesto ocupado por Costa Rica es un merecido reconocimiento a todo lo que se ha hecho, tanto desde el Gobierno como desde el sector privado, que apuesta a la innovación. Las ubicaciones no tan favorables, deben ser tomadas no como una crítica, sino como un insumo de información que nos permita implementar políticas eficientes para conseguir un ecosistema de innovación sólido y dinámico, que fomente la curiosidad de la ciencia y el emprendimiento en niños y estudiantes, vincule la investigación pública con las necesidades de las empresas y aumente la transferencia de conocimientos entre estas, establezca un ambiente seguro de inversión aun para el capital de riesgo y finalmente impacte en la vida de la mayor cantidad de habitantes de nuestro país, sea social o económicamente.


Monserrat Guitart Piguillém

Directora Regional de Propiedad Intelectual y Tecnología de Dentons Muñoz,

Fiscal CAMTIC







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.