Enviar

Inmigración y desarrollo

Este tipo de migración desarrolla los sectores medios de la economía y permite ampliar y generar industrial, tal y como ocurrió en Argentina, Brasil, Colombia y México, entre otros


Costa Rica depende de la Inversión Extranjera Directa para poder financiar su economía, esta es una realidad conocida por todos. El problema es que este tipo de inversión no viene siempre sola, sino acompañada de una cierta cantidad de inmigración.
Muchos países latinoamericanos se han beneficiado ampliamente de los inmigrantes, no solo por el aporte cultural, sino por el desarrollo de industrias y nuevas fuentes de trabajo.
El país quizás ha tenido la característica de contar con una inmigración temporal y flotante que está relacionada con el periodo de recolección de los cultivos y que obviamente no genera arraigo y desarrollo.
Pero en los últimos años (unos 15 o diez), ha comenzado a surgir un tipo de migración más permanente y que ha desarrollado buena parte de las industrias de servicio y construcción.
Este tipo de migración es la generalmente desarrolla los sectores medios de la economía y permite ampliar y generar industrial, tal como ocurrió en Argentina, Brasil, Colombia y México, entre otros.
Datos recientes del FMI y el Banco Mundial indican que la migración se ha acelerado en los últimos años, situación que no se presentaba desde la Primera Guerra Mundial y que en algunos casos ha potenciado fuertemente las economías de los países, debido a que la calidad profesional de los inmigrantes era entre un 5% mayor que los locales como en el caso de Costa Rica hasta un 14% en el caso de Argentina.
Esto es lo que se Conoce como ”Brain Drain” y refleja la alta calidad de talento que los países de América Latina y el Caribe reciben y que proviene de la misma región. Este fenómeno según estudios recientes es lo que impulsará el crecimiento de las economías centroamericanas y del Caribe en los próximos años.
Por ello el país no debe descuidar la importancia que tiene esta migración ya que para 2007 había cerca de 299 mil residentes en el país y esa cifra se ha incrementado por encima de 350 mil.
No obstante la impresión que se percibe internacionalmente, esta migración se ve afectada por situaciones como el exceso de trámites y altos costos de estos; así como con un marcado retardo en la obtención de las decisiones sobre la residencia por parte de la Dirección General de Migración, que se convierten en grandes trabas para el desarrollo de la actividad que generan estos inmigrantes.
Es obvio que no sugerimos ni exhortamos a que se desestimen métodos de protección contra flagelos como el narcotráfico y el lavado de dineros, pero quizás se pudiera estar desaprovechando una oportunidad de oro que quizás no se repita en el futuro próximo.

[email protected]
Twitter @alfredopuerta
Ver comentarios