Inicia Alianza del Pacífico con altos retos
Previo a la cita la presidente de Costa Rica Laura Chinchilla se reunió con Juan Manuel Santos, su homólogo colombiano para procurar el ingreso a la Alianza. AFP/LA REPUBLICA
Enviar

Hoy día el gran reto de América Latina es cerrar la brecha de la desigualdad, no somos la región más pobre sino la más desigual del planeta


Inicia Alianza del Pacífico con altos retos

Colombia asumió ayer la presidencia pro témpore de la Alianza del Pacífico con los desafíos de blindar a la región ante la crisis mundial y reducir la desigualdad, bajo el paraguas del libre comercio.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, recibió el cargo de la organazación fundada en 2012 junto con Chile, México y Perú de manos de su colega chileno, Sebastián Piñera, en la inauguración de la séptima Cumbre presidencial de la Alianza del Pacífico, que acoge la ciudad colombiana de Cali en el exclusivo Club Campestre.


Piñera le encomendó a su colega continuar la construcción del bloque con "una agenda tremendamente ambiciosa" y Santos tomó el testigo "con ganas de hacer grandes cosas", convencido del "inmenso potencial" de este mecanismo de integración siempre que haya un trabajo conjunto y metas de altura.
De hecho, Santos se refirió a la joven Alianza del Pacífico como "el nuevo motor económico y de desarrollo de América Latina y el Caribe", por lo que se comprometió a trabajar para estar "a la altura de lo que hizo Chile" durante el año pasado.
Para empezar, los presidentes de los países miembros formularon en sus discursos una ruta a recorrer por la Alianza del Pacífico en este nuevo capítulo del organismo, que es reducir los niveles de pobreza y desigualdad en América Latina.
Los presidentes de Perú, Ollanta Humala, y de México, Enrique Peña Nieto, coincidieron al identificar estos problemas sociales como los más urgentes que debe derrotar la Alianza del Pacífico.
"Hoy día el gran reto de América Latina es cerrar la brecha de la desigualdad, no somos la región más pobre sino la más desigual del planeta", remarcó Humala, quien expresó que la misión de los estados y de la propia Alianza es "dar oportunidades para crear riqueza y generar bienestar".
En este sentido, Peña Nieto remarcó que Colombia, Chile, México y Perú, así como los nueve países observadores (Costa Rica, Panamá, Guatemala, Uruguay, España, Japón, Australia, Nueva Zelanda y Canadá), están ante "una oportunidad" para "fortalecer el crecimiento", que "derivará en condiciones de mayor prosperidad".
Más enfático, Piñera fue firme al considerar que a América Latina ya no le queda tiempo para cumplir las "legítimas aspiraciones de nuestros pueblos de borrar ese flagelo de la pobreza".
Humala también llamó a sus colegas a ver la Alianza del Pacífico como una "herramienta para sobrevivir esta crisis (mundial) de la mejor manera", porque América Latina "no puede sentirse libre" de sus consecuencias y por eso debe convertir los malos tiempos en "oportunidades".

Cali, Colombia/EFE


Ver comentarios