Logo La República

Domingo, 12 de julio de 2020



NOTA DE TANO


Inicia la brega para subir al trono que dejó Herediano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 24 junio, 2020

Junior Díaz, capitán del barco manudo

Finalmente llegó la noche en que el Deportivo Saprissa y Liga Deportiva Alajuelense disputen la final del Torneo Clausura 2020.

En semifinales, los morados dieron cuenta del Cartaginés y los manudos eliminaron al campeón nacional Herediano, de manera que el fútbol criollo está a las puertas de coronar un nuevo monarca.

Lea más: Rodolfo Villalobos sugiere restricción vehicular el día de la definición del torneo nacional

Walter Centeno tendrá que decidir si le entra al clásico con un 4-4-2 o un 4-5-1, depende una u otra formación de la titularidad del joven Manfred Ugalde. Si la promesa es estelar al lado de Ariel Rodríguez, el técnico sacrifica en la cintura a Marvin Angulo y entra con ese 4-4-2. Blanco, Guzmán o Jean Carlo Agüero, David y Hernández en línea de cuatro: Barrantes, Torres, Venegas y Bolaños en el medio campo. Christian, el máximo goleador del torneo, tácticamente cumple funciones similares a las de Ariel Lássiter en la Liga como un tercer atacante, que se complementa con el binomio de ataque, Rodríguez y Ugalde en El Monstruo; McDonald y Moya en el León.

El marco está bien cubierto en las dos formaciones; tanto Leonel Moreira como Aaron Cruz, son firmes candidatos a formar la tripleta de arqueros de la Selección Nacional, junto a Keylor Navas y Esteban Alvarado.

Lea más: Gobierno solicita que Final Nacional se juegue de lunes a jueves

Hoy, la defensa del Alajuelense luce más sólida que la del Saprissa, en mucho por el liderazgo y colmillo que aportan en el centro, Adolfo Machado y Junior Díaz, dos sacos de mañas.

También, a la hora de atacar, la ofensiva del León se muestra más agresiva y emotiva, recordando en varios pasajes, aquella Liga tan apasionada de Badú.

Pero, pero, y lo hemos escrito durante la temporada en infinidad de ocasiones, Saprissa es fuerte, potente, dominante y envolvente en el medio campo, con más piernas, talento, paciencia e inteligencia que, en este caso, del Alajuelense.

La cintura del León se limita a Guevara, Alfaro y López, muy buenos jugadores, pero quizá solo el catracho se puede comparar hoy, con lo que aportan en el césped, Barrantes, Torres, Venegas, Bolaños e incluso Marvin Angulo.

Resumiendo: paridad en la puerta; la Liga con mayor solidez defensiva y un ataque más emotivo, explosivo, vertical, y el Saprissa con esa cintura dorada, repleta de talento y de paciencia, que trabaja como hormiga en procura de cazar a la mosca más pintada, cacería en la que usualmente termina por atrapar a la presa que visualizó en su radar.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.