Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



NACIONALES


Ingobernabilidad impide a Chinchilla dar discurso

Natasha Cambronero [email protected] | Lunes 02 mayo, 2011



Mandataria no pudo rendir cuentas, pues bloque opositor de 31 diputados rompió el quórum
Ingobernabilidad impide a Chinchilla dar discurso
Durante intervención, Presidenta iba a condicionar crecimiento del país a aprobación de Plan Fiscal

Aunque todo estaba previsto para que la presidenta Laura Chinchilla, por primera vez desde que asumió el poder, rindiera ayer cuentas de su gestión ante el Congreso, la ingobernabilidad que reinó a la hora de elegir el directorio legislativo se lo impidió.
Como señal de protesta, los 31 diputados del bloque de oposición conformado por los partidos Acción Ciudadana (PAC), Unidad Social Cristiana (PUSC), Movimiento Libertario, Accesibilidad sin Exclusión (PASE) y Frente Amplio rompieron el quórum, imposibilitando que la sesión parlamentaria se llevara a cabo.
Ante tal situación, Chinchilla ya no podrá brindar su discurso, pues la Constitución Política establece que tal acto solo puede realizarse el 1° de mayo de cada año de mandato.
Ayer la mandataria tuvo que conformarse solo con enviar el texto a la Secretaría de la Asamblea Legislativa, como corresponde en estos casos. A pesar de que era el momento idóneo para lucirse y resaltar públicamente los logros alcanzados durante el último año.
Durante la Semana Santa pasada, la gobernante había aprovechado su tiempo libre para escribir el informe de 24 páginas titulado: “Construimos un país seguro”, documento que aproximadamente iba a leer durante una hora ante los diputados, miembros de su gabinete e invitados especiales.
al era la importancia de su intervención que Chinchilla acudió el sábado al Plenario para, a puerta cerrada, ensayar el discurso en compañía solamente de sus asesores más cercanos.
Fiel a su discurso desde que llegó al poder y como lo ha hecho en todas las comunidades donde se ha hecho presente, Chinchilla iba a advertir a los diputados que el país no lograría caminar sin la aprobación de una reforma fiscal, pues su plan de Gobierno pende de un hilo sin una mayor carga tributaria.
Esto tomando en cuenta el ya anunciado entierro por parte del bloque de 31 diputados de la oposición a un nuevo paquete de impuestos.
Asimismo, la mandataria iba a ser enfática en que es necesario sentarse a dialogar hasta alcanzar un consenso en este sentido, o de lo contrario es imposible que Costa Rica crezca.
“No es posible concretar ninguna visión futura de país solidario sin la construcción de un acuerdo fiscal que sustente nuestras aspiraciones y que garantice las condiciones en que crecerán nuestros hijos. Ese es el más importante desafío político”, reza el informe de labores.
Además de volver a resaltar la necesidad de un Plan Fiscal, Chinchilla basó todo su informe en la ruta que está siguiendo hacia la seguridad humana y como pretende combatir la inseguridad de los costarricenses ante un mercado laboral cada vez más exigente; de los inversionistas ante una economía impredecible; de los jóvenes ante un futuro incierto; de los agricultores y habitantes ante las amenazas del cambio climático.
Asimismo, la necesidad de endurecer los mecanismos para combatir el crimen organizado, el narcotráfico y la inseguridad ciudadana.
Esta es la primera vez en la historia de la fundación de la Segunda República que un Presidente no puede acudir a la Asamblea Legislativa. Desde 1948 todos los mandatarios han cumplido con dicho mandato constitucional.

Natasha Cambronero
[email protected]