Inglaterra suspende impuesto sobre compra de viviendas
Enviar
Inglaterra suspende impuesto sobre compra de viviendas


Londres -- Gordon Brown, Primer Ministro de Reino Unido, ha suspendido la aplicación del impuesto sobre la compra de viviendas por primera vez desde 1991 y adelantó 1 mil millones de libras ($1.800 millones) de gasto en un esfuerzo por reanimar la economía británica.
Las viviendas que cuesta
n menos de 175 mil libras estarán exentas durante un año del impuesto (denominado “stamp duty” en inglés) según los planes anunciados ayer por el Ministerio de Economía y Hacienda. El Gobierno también ayudará a 16 mil personas que tienen dificultades para atender el pago de las hipotecas y a otras 10 mil para comprar su primera vivienda.

La libra cayó, continuando con el mayor descenso en 16 años, por el creciente temor a que la escasez de la actividad crediticia lleve a la economía británica a una recesión. Los bancos aprobaron 33 mil hipotecas en julio, la cuarta parte del nivel de hace un año, después de que una contracción global del crédito secara la fin
anciación.
“Hasta que no haya más financiación disponible tenemos que recuperar de alguna manera la estabilidad a largo plazo en los mercados de la vivienda e hipotecario”, dijo Michael Coogan, director general del Consejo de Bancos Hipotecarios, que representa a las entidades bancarias que conceden hipotecas. “No hay fácil solución para algunos de esos problemas”.
La economía de Gran Bretaña inesperadamente se estancó en el segundo trimestre y el gobernador del Banco de Inglaterra Mervyn King dijo el mes pasado que el crecimiento el próximo año sería “generalizadamente plano”.
“Esas son las cosas que un Gobierno debería hacer cuando la economía está es un momento de decisiones difíciles”, dijo Brown en una entrevista a Sky News.
Desde octubre, el Gobierno Laborista de Brown ha estado por detrás del opositor partido Conservador en las encuestas y está planeando un paquete de medidas para ayudar a los consumidores a hacer frente a la contracción crediticia. La oposición dijo que las medidas no son suficientes.
“Esto es un plan de supervivencia de corto plazo para el primer ministro, no un plan de recuperación a largo plazo para la economía”, dijo George Osborne, parlamentario de la oposición que se ocupa de los asuntos de finanzas.
El ministro de Hacienda, Alistair Darling, dijo que las medidas ayudarían a la mitad de los que compren una vivienda. La decisión sobre el impuesto efectivamente aumenta el actual umbral de 125 mil libras a partir del cual se paga y significa que el comprador de una vivienda de 175 mil libras se ahorrará 1.750 libras.
“Nos enfrentamos
a un conjunto único de circunstancias que no se ha visto en una generación”, dijo Darling en una entrevista retransmitida por canales de la televisión británica.
El precio medio de una vivienda en Gran Bretaña en julio era de alrededor de 178.364 libras, según cifras de los Registros oficiales de la Propiedad. En Londres, donde los precios de una vivienda duplican la media nacional, un estudio en Chelsea podría costar 175 mil libras, según la agencia inmobiliaria John D. Wood & Co.
“Esto no tendrá impacto en el mercado londinense y proporcionará muy poca ayuda a los constructores de viviendas de Reino Unido”, dijo Robert Bartlett, responsable ejecutivo de agentes inmobiliarios Chesterton. “Hay pocas casas construidas en este país por debajo de 175 mil libras”.

Ver comentarios