Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Inglaterra propone normas para juegos violentos

| Sábado 02 agosto, 2008



Inglaterra propone normas para juegos violentos


Londres -- Margaret Hodge, ministra de Cultura del Reino Unido, propuso medidas para endurecer las clasificaciones de los juegos de ordenador, con un sistema legalmente vinculante para evitar que los niños con una edad menor a la recomendada queden expuestos a los juegos más violentos.
Hedge dijo que está considerando cuatro opciones que incluyen un sistema que combina las clasificaciones europeas con las de Reino Unido para las películas. Las medidas clasificarían los juegos para usuarios de más de 12 años.
Las medidas tienen el propósito de tranquilizar a los padres y orientar a los vendedores sobre el contenido de los juegos. Hodge actuó luego de que miembros del Parlamento pidieron al Gobierno imponer controles más estrictos sobre las páginas web que muestran escenas sexuales o violentas y especificarlo en las etiquetas.
“El mercado de juegos ha avanzado más rápido que el sistema de clasificación, así que estamos revisando opciones que harían que la clasificación de los juegos volviera a ser útil y relevante”, dijo Hodge en una declaración emitida por el Departamento de Cultura, Medios y Deportes en Londres.
Los legisladores de los tres partidos políticos principales del Reino Unido que forman parte de la comisión de Cultura, Medios y Deportes de la Cámara de los Comunes dijeron que hay una “ansiedad generalizada”, especialmente entre los padres de familia, sobre los sitios que fomentan el suicidio, la anorexia o que muestran pedofilia.
El panel dijo que los proveedores de servicios de Internet deberían crear una organización para monitorizar contenido violento y sexual en sitios como Facebook Inc., YouTube de Google Inc. y MySpace de News Corp.
Actualmente el órgano British Board of Film Classification puede imponer límites de edad a juegos violentos o sexuales o prohibirlos por completo. Todos los otros juegos se clasifican según un sistema paneuropeo no vinculante manejado por el sector.