Enviar
Ambas variables impiden una mejora en las condiciones para competir con eficiencia y productividad
Infraestructura y macroeconomía frenan competitividad
Costa Rica sube cuatro posiciones, al puesto 55 en el ranking del Foro Económico Mundial

Si bien por primera vez la infraestructura nacional no ocupa el último lugar en el Informe de Competitividad Global que publica el Foro Económico Mundial, su calidad es comparable con el nivel de desarrollo de las naciones africanas.
Este tipo de rezagos fueron expuestos en la presentación del índice, que resaltó el tema macroeconómico como el segundo problema que padece el mercado local para competir en eficiencia y que constituye el techo a superar.
En la otra cara de la moneda, la cobertura de los sistemas de salud y el acceso a educación primaria siguen siendo los atractivos para promocionar al país en el mundo como un destino de inversiones.
Con ese balance el país obtuvo el puesto 55, escalando cuatro posiciones con respecto a 2008 y siendo superado en Latinoamérica solo por Chile, que ocupa el lugar 30.
A nivel mundial, destaca el primer lugar de Suiza, que desplazó a Estados Unidos al segundo puesto.
El informe de competitividad es un parámetro que mide el ambiente para realizar negocios y las condiciones bajo las cuales se efectúan. Al ser el país un importador de inversiones, resulta vital un buen posicionamiento.
El manejo de la macroeconomía resultó ser un importante obstáculo para la competitividad.
La elevada inflación padecida el año anterior, la incertidumbre que genera el modelo cambiario de bandas y la variabilidad de las tasas de interés son noticias recurrentes y que afectan la percepción del empresario al hacer negocios.
No obstante, la infraestructura es el talón de Aquiles, ya que es el factor que mayor rezago exhibe, aunque en la última medición se observó una mejora con respecto a otras ediciones.
Al ser esta una encuesta de percepción que se realiza entre empresarios, los investigadores consideran que “más que una mejora en la obra, lo que se estaría premiando son las iniciativas que se impulsan; y que esos cambios llenaron de optimismo a los empresarios”, dijo Laurence Pratt, director del Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible.
A estos factores se une la dificultad y costo para acceder al financiamiento. Si bien es un mal común en el mundo, en el ámbito local los empresarios percibirían que el costo del dinero es más elevado por la inflación y los márgenes de intermediación.
Por otro lado, el motor que impulsa a la economía costarricense como un destino de inversiones a nivel mundial es el acceso a la educación primaria y la salud.

Karen Retana
Daniel Chacón

[email protected]
[email protected]
*Colaboró en esta información la periodista Natasha Cambronero
Ver comentarios