Enviar
El 62% de las obras que impulsará el gobierno se financiará con créditos
Infraestructura recibiría $6,4 mil millones
Inversión se distribuiría en energía, vías, puertos, aeropuertos, salud y educación

La infraestructura nacional recibiría un fuerte impulso con la inversión de $6,4 mil millones en los próximos cuatro años.
Por lo menos esa fue la promesa que lanzó ayer Laura Chinchilla, presidenta de la República, en la presentación de la “Estrategia de financiamiento de proyectos nuevos”.
El crédito será la principal herramienta que se empleará para financiar el programa, ya que el 62% de las obras se hará con empréstitos. Para el resto de se emplearán las figuras de concesión, fideicomisos y bonos.
La mayor inversión se concentrará en el sector energía, el cual tendrá un aporte de $2,9 mil millones y se dará prioridad a la construcción de las plantas hidroeléctricas Reventazón, Diquis y Savegre, y a la ampliación de la Refinadora de Petróleo. Cerca del 85% de esta inversión provendrá de empréstitos.
En infraestructura y transporte se canalizarán $2,2 mil millones, de los cuales más del 65% se desarrollará por medio de concesión de obra pública, el dinero restante se tomará de créditos y fideicomisos.
Algunas de las obras que se desarrollarán con estos fondos son la carretera entre San José y San Ramón, las terminales de contenedores de Moín, de granos en Caldera, y de pasajeros en el aeropuerto de Liberia.
El proyecto de inversión también contempla planes en materia de ambiente, seguridad, salud, educación y otros, los cuales en su mayoría se financiarán con deuda.
A pesar de que el Estado planea sacar adelante los proyectos solicitando préstamos, esto no afectaría la economía local porque la carga de deuda como porcentaje del PIB se ha venido reduciendo.
Este tipo de estrategias se van a reflejar en beneficios para el crecimiento económico del país porque afectan positivamente la calidad de vida de los ciudadanos, mencionó Carmen Monge, analista financiera de INS Valores.
“Las obras a financiar generarán más recursos al gobierno y esa mayor deuda que se va a adquirir se traduciría en mayores riquezas, desde el punto de vista económico no sería tan negativo endeudarse, especialmente porque se va a obtener en su mayoría con créditos internacionales”, explicó la analista.
El desarrollo de las exportaciones y la productividad nacional, el tema de infraestructura vial y portuaria son indispensables, y creemos que el Gobierno ha visualizado correctamente los sectores donde se debe dirigir la inversión, dijo Martha Castillo, vicepresidenta ejecutiva de la Cámara de Industrias.
“El tema del abastecimiento de energía es fundamental y coincidimos con el gobierno en las inversiones que se requieren para mantener la capacidad de cubrir la demanda energética para el país”, afirmó Castillo.
La reforma fiscal es un aspecto fundamental con el que se espera equilibrar las finanzas públicas y aumentar la carga tributaria, dijo Fernando Herrero, ministro de Hacienda. Actualmente se está trabajando en el proyecto que se espera sea presentado en los próximos meses.
Los organismos internacionales con los que se podrían adquirir los empréstitos son el Banco Mundial, el Interamericano de Desarrollo, el de Integración Económica, la Agencia de Cooperación Internacional de Japón y la Corporación Andina de Fomento. Mientras que los entes nacionales son el Banco Nacional, el de Costa Rica y el Popular.
El gobierno ya inició conversaciones con estas instituciones y se espera que estas terminen este mismo año, el paso siguiente es enviar los proyectos a la Asamblea Legislativa, afirmó Chinchilla.
Sin embargo, es en ese punto donde se podría retrasar su aprobación.

Angélica Zamora
[email protected]
Ver comentarios