Enviar
Nicolás Barletta, ex presidente panameño, analizó las claves del éxito de su país
“Infraestructura es fundamental para el despegue económico”

Hacer una valoración de los proyectos con base en la relación costo-beneficio, debe ser un ejercicio obligado para un estado que aspira al desarrollo

A pesar de que su paso por la presidencia de Panamá duró apenas un año, a Nicolás Ardito Barletta se le reconoce como uno de los arquitectos del buen suceso en el desempeño actual de ese país.
Señalado hace 25 años como rígido en su postura frente a la necesidad de tomar medidas para procurar el despegue de la nación canalera, Barletta analizó este miércoles los detalles de cómo los panameños han llegado a ser una de las economías más destacadas de Latinoamérica, en la actividad organizada por La República, Nassar & Asociados Abogados y la Universidad Latina de Costa Rica.
El reconocimiento internacional para la economía panameña no se ha hecho esperar después de haber reportado crecimientos del 7%, en promedio, durante los últimos tres años.
Entre 2010 y 2013, se prevé un crecimiento anual entre un 5% y un 7% y para cada año —desde 2014 hasta 2020— ese país proyecta crecer un 6%, en promedio.
Parte de los pasos dados, apuntan a los beneficios de haber logrado la unificación de criterios, en torno a metas comunes.
“El espíritu nacional de haber logrado que el Canal haya pasado a manos panameñas, ha motivado el orgullo y la satisfacción para que se aprovechen mejor las oportunidades.
Ha sido parte importante para lograr avanzar en un mismo sentido: el sentido nacional de los proyectos”, puntualizó el ex presidente canalero.
A criterio del ex mandatario, otro de los aciertos ha sido unificar las bondades de todas las culturas que han echado raíces en suelo panameño.
En lugar de sentimientos xenófobos, se ha acogido lo positivo de cada nacionalidad y sumado a la búsqueda de mejores condiciones para el desarrollo.
“Las migraciones han ayudado a cambiar la visión que la sociedad panameña tenga. La presencia de migrantes chinos, judíos, libaneses, hindúes, ha ayudado a percibir oportunidades comerciales a los panameños, que en otros momentos no se veían como esas”, argumentó Barletta.
En combinación con el enfoque de ciudadanos europeos que han decidido echar raíces en Panamá, esa percepción más comercial, se suma al tipo de desarrollo buscado. Después de muchos años, podemos decir con seguridad que la multirracialidad nos ha hecho más ágiles, adicionó el economista.
Si bien la logística y lo económico han concentrado la atención de los tomadores de decisiones panameños, la política no se olvidado, y más bien ha ocupado lugar preponderante en la planeación del futuro.
“Las principales fuerzas democráticas que han gobernado desde el 90, han sido responsables de lograr implementar sus programas de gobierno, a partir de mayorías legislativas que los han apoyado.
Una mayoría en el congreso es fundamental para poder gobernar”, destacó el analista económico.

Ernesto Villalobos
[email protected]
Ver comentarios