Enviar
Mejoras en clínicas y hospitales están previstas para 2008
Infraestructura acaparará presupuesto de la Caja

• Compra de medicamentos será otra de las prioridades

Carolina Barrantes
cbarrantes@larepublica.net  

La compra de medicamentos y las mejoras en la infraestructura de los centros médicos de que dispone la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), son los principales rubros que acapararán el presupuesto del sector Salud para el próximo año.
De esta forma se pretende atender las principales deficiencias que tienen los centros de salud y que perjudican la atención de más de 1 millón de asegurados.
Así, más de ¢31 mil millones serán destinados a terminar obras de ampliación o mejoras de las instalaciones de hospitales, clínicas y Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (EBAIS).
Entre ellas, destacan la construcción de los nuevos edificios de medicina de los hospitales Blanco Cervantes y Calderón Guardia. Asimismo, las nuevas instalaciones del Hospital de Heredia y el Centro de Atención Integral de Salud (CAIS) de Puriscal.
Con estas mejoras, la idea es centralizar la atención de emergencias y padecimientos especializados en los principales centros hospitalarios, y remitir a los pacientes que ameriten atención sencilla a los EBAIS, comentó Eduardo Doryan, presidente ejecutivo de la Caja.
El presupuesto de 2008 contempla además la inversión de más de ¢28 mil millones para la compra de equipo médico, los cuales serán distribuidos entre los centros médicos según su necesidad.
Entre ellos destacan 12 equipos de hemodiálisis, tres tomógrafos helicoidales, 30 ventiladores pulmonares, diez equipos de rayos X y un acelerador lineal.
Para este último caso, las autoridades del Seguro Social iniciarán la recepción de ofertas a partir de 31 de octubre próximo. Dicha compra representará una inversión de $2,5 millones.
En cuanto a la compra de medicamentos, la Caja destinará ¢68 mil millones para abastecer el listado oficial de 455 fármacos, con los que satisface la demanda de la mayoría de asegurados. Estas cifras representan un 30% más de los recursos que se otorgaron en ese rubro para este año.
Además, distribuirán cerca de ¢5 mil millones, para la adquisición de fármacos necesarios en el tratamiento de males especializados, como el cáncer de mama y la esclerosis múltiple.
“La idea es contar con los medicamentos suficientes para atender las necesidades de los asegurados, pero también garantizar la atención de pacientes con males especiales durante todo el tiempo que tarde su recuperación, sea con fármacos de patente o genéricos”, afirmó Rosa Climent, gerente médica de la Caja.
Ver comentarios