Inflación subirá
Enviar

Se acabó la ayuda del petróleo

Inflación subirá

Precios estarán por encima del 2% hasta finales del año



En el segundo semestre de este año, el costo de la vida subiría en un 2,5%, por una combinación de precios mayores y el estancamiento del valor del petróleo.
En este contexto, sería distinto a los primeros seis meses, durante los cuales la baja en el costo petrolero del año pasado impulsó una inflación casi cero.


En cuanto a los precios de los productos y servicios consumidos en el mercado nacional, esperamos en el segundo semestre un incremento de alrededor del 2,5%, excluyendo los combustibles.
Se trata de una extensión de la tendencia para arriba de los últimos seis meses en el costo de los bienes y servicios que los costarricenses compran, mientras que no haya variación significativa en los principales factores subyacentes.
En lo que a la tendencia se refiere, sería cuestión de que se mantenga la tasa del 2,5% del primer semestre, al quitar el precio del petróleo.
Mientras tanto, esperamos poca variación en los factores como nivel de producción, tipo de cambio y tasas de interés.
El incremento del 3% en la productividad sería parecida al nivel del primer semestre, dada la resistencia de las empresas de incrementar su actividad ante el bajo nivel de confianza, que recientemente han demostrado los consumidores.
Prueba de ello es la baja confianza que muestra el índice de confianza del consumidor medido por el Instituto de Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica y el medido por la Unión de Cámaras.
De hecho, el crecimiento lento económico es un fenómeno mundial este año.
En lo que al tipo de cambio se refiere, estaría afectado por un alza en las tasas de interés en Estados Unidos.
Por otro lado, no anticipamos un incremento antes de diciembre, ya que la producción estadounidense cayó en el primer cuarto del año.
Con relación a los intereses, terminarán el año a niveles parecidos a los actuales, ya que una tendencia al alza a finales del año —con la inminente presión de pedir plata de parte del Gobierno— cancelará un efecto hacia abajo que vemos actualmente.
Esto porque las tasas pagadas por empresas y consumidores, siguen el patrón de la llamada Tasa Política Monetaria —que es la que los bancos comerciales pagan por sus préstamos al Central— y que en los últimos seis meses se ha reducido del 5,25% al 3,50%.
Por su parte, el precio del petróleo en el segundo semestre dejará de empujar hacia abajo la inflación, ya que se ha mantenido en un promedio de $60 el barril, tras haber caído en un 50% durante los seis meses anteriores.

201507122151010.19.jpg

 

 


Ver comentarios