Enviar
Inflación proyecta acelerarse, tras un histórico 2009

Expertos pronostican aumento inflacionario acumulado hasta entre un 7% y un 9% para este año, lejos del 4,05% observado al cierre de los 12 meses previos

Erick Díaz
[email protected]

Los primeros días del mes trajeron consigo el reporte de la inflación anual de 2009: un 4,05%, cifra que tiene la particularidad de ser la variación más baja desde 1971, cuando se observó un índice anual de un 1,95%. Ahora la pregunta es si se podrá repetir la historia al cierre de los próximos 12 meses.
La histórica reducción desde el 13,90% que se acumuló en 2008, es interpretada como un logro por parte del Banco Central, entidad que había definido entre sus objetivos llegar a una inflación anual de entre un 4% y un 6%, tal y como lo muestra el Plan Macroeconómico 2009-2010.
Como respuesta a dicho comportamiento, múltiples analistas han coincidido en que los efectos de la crisis financiera internacional presionaron y ayudaron a que se diera la reducción inflacionaria. Por consiguiente, para este año será un verdadero reto mantener una inflación tan baja, en especial si se consolida el inicio de la esperada recuperación económica.
No obstante, aunque el porcentaje sería mayor al del año pasado, se mantendría por debajo del indicador de 2008.
“Me parece que los agentes económicos están de acuerdo con que la inflación alcanzada el año pasado no se va a repetir, y el tema de expectativas inflacionarias es importante, por cuanto los individuos y empresas consolidan estas estimaciones en sus acciones, costos y precios, incidiendo en el comportamiento real de la inflación”, manifestó Adriana Rodríguez, analista de Acobo, quien vaticinó una variación anual de entre un 7,5% y un 8% para los próximos 12 meses.
El aumento en los precios de las materias primas, especialmente del petróleo, aparece como el factor externo que presionará más al comportamiento inflacionario local.
Por su parte, el hecho de encarar un año electoral —usualmente el gasto del gobierno es más alto— y en general una posible política monetaria más expansiva inyectan presión desde el interior del sistema nacional.
Y es que la oferta y la emisión monetaria fueron muy bajas en términos de variaciones anuales durante el año pasado, lo que ocasionó tasas en colones persistentemente altas en relación a la inflación. En buena parte esta menor liquidez en colones fue producto de la intervención del Central en el mercado cambiario, afirman expertos.
De cara a estas razones en la misma entidad monetaria aseguran sentirse cómodos con el rango de entre un 4% y un 6% para los próximos 12 meses.
“Lo que es seguro es que el Central actuará para mantener lo que se ha logrado este año… El reto en una economía que empieza a crecer y que encara precios internacionales más altos es consolidar esa meta —inflaciones bajas—”, aseguró Francisco de Paula Gutiérrez en una entrevista realizada en diciembre.
Por su parte, de acuerdo con la última encuesta de expectativas de inflación y de variación del tipo de cambio realizada por el mismo Central —aplicada entre el 7 y el 16 de diciembre—, los participantes manejan una proyección media de inflación a 12 meses de un 7,3%.
“La expectativa citada con más frecuencia por los informantes fue de un 7%, menor que en los últimos tres meses —cuando era de un 8%—”, publica la encuesta.
Y es que si bien la inflación anual de 2009 es histórica, diciembre presentó la variación mensual más alta del año: un 1,02%.
Alimentos y bebidas no alcohólicas, comidas y bebidas fuera del hogar, transporte, así como entretenimiento y cultura fueron los grupos de la Canasta de Consumo del Indice de Precios al Consumidor que presentaron las mayores variaciones mensuales.
Por ello expertos vaticinan que ese podría ser el inicio del camino alcista de precios que caracterizaría a este año. Y es que aumentos en las tarifas de agua, electricidad, combustibles y en taxis ya hacen fila para debutar cuanto antes en el mercado.
“La estabilización de la actividad económica a nivel local e internacional se podrían traducir en una mayor tasa de crecimiento en el nivel inflacionario. Los precios de las materias primas han registrado un repunte y, al mismo tiempo, el resurgimiento de la demanda interna podría provocar un mayor crecimiento en los precios”, explicó Ana Toyama, coordinadora de Estrategia de Inversión de Aldesa, quien proyectó que la inflación anual para este nuevo año podría oscilar entre un 7% y un 9%.


Ver comentarios