Enviar

Inflación preocupa más

El Banco Central Europeo volvió a mantener estable la tasa de interés, a pesar del impacto de la crisis hipotecaria

Agustina Cobas
[email protected]  

El fuerte crecimiento que el consumo está experimentando en el Viejo Continente tiene preocupadas a las autoridades monetarias del área, quienes resolvieron, el jueves pasado, mantener la tasa de interés de referencia estable en un 4%.
La decisión se fundamentó en el incremento que la inflación, impulsada principalmente por el consumo, ha tenido durante los últimos meses, llegando a su máximo en los últimos seis años.
El impacto de los altos precios del petróleo, y el alza en los precios de los alimentos son los principales factores que explican la mayor inflación.
Por otra parte, la apreciación del euro y el mayor costo del crédito amenazan con desacelerar el ritmo con que la economía de los 13 países de la zona viene creciendo, según señaló Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE).
El endurecimiento de las condiciones para otorgar créditos por parte de los bancos comenzó a observarse desde que la crisis de hipotecas de alto riesgo originada en Estados Unidos se contagió a Europa.
Si bien los efectos negativos de la crisis no han sido los mismos que se han experimentado en Estados Unidos, donde el presidente anunció un plan para evitar mayores ceses de pago de créditos, sí hay bancos y deudores que han sido afectados.
Sin embargo, la presión que ejerce el creciente consumo sobre los precios es un elemento al que las autoridades han puesto mayor atención, lo que se refleja en la decisión de mantener la tasa, ya que si se reducen los tipos de interés, se podría incentivar el consumo aún más.
“El BCE se enfrentaba a una difícil situación, ya que aumentan los riesgos al alza para la estabilidad de precios y, al mismo tiempo, también a la baja para el crecimiento económico de los países que comparten el euro”, comentó en un informe Juan Manuel Tirado, consultor internacional.
Este nuevo escenario podría poner en peligro el crecimiento económico para el próximo año, que se espera sea de alrededor de un 2%, mientras que este año el PIB mostraría un incremento del 2,6%.

Ver comentarios